La oposición al madurismo de Venezuela modificó este jueves las preguntas que harán a la ciudadanía en una consulta popular que se celebrará del 5 al 12 de diciembre y las amplió a tres, en lugar de las dos iniciales, si bien mantiene una que busca determinar si rechaza las controvertidas elecciones legislativas del 6 de diciembre.

La primera de las preguntas, que fue aprobada por la mayoría antimadurista del Parlamento, consulta a los venezolanos si exigen “el cese de la usurpación de la Presidencia de parte de Nicolás Maduro y convoca la realización de elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y verificables”, según recoge el Centro de Comunicación Nacional (CCN) del líder opositor Juan Guaidó.

La segunda de las preguntas reza: “¿Rechaza usted el evento del 6 de diciembre organizado por el régimen de Nicolás Maduro y solicita a la comunidad internacional su desconocimiento?”.

La mayoría de la oposición al madurismo no acudirá a esas elecciones por considerarlas un fraude.

Sí o no

Finalmente, la tercera cuestiona a los ciudadanos si “ordenan” hacer “las gestiones necesarias ante la comunidad internacional para activar la cooperación, acompañamiento y asistencia que permitan rescatar nuestra democracia, atender la crisis humanitaria y proteger al pueblo de los crímenes de lesa humanidad”.

Ante las tres preguntas, los ciudadanos podrán responder “sí” o “no”.

Dichas preguntas fueron aprobadas, según el CCN, por la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), que preside Guaidó, que se reúne desde el inicio de este año fuera del Palacio Legislativo y al que no acuden los diputados maduristas ni un pequeño grupo que se dice de oposición.

Tanto esos “opositores” como los diputados maduristas no reconocen esa AN y se reúnen en la sede del Palacio Legislativo en lo que ellos consideran el Parlamento legítimo, presidido por Luis Parra, antiguo legislador expulsado de las filas de la oposición al madurismo.

Inicialmente, según un acuerdo parlamentario que hicieron públicos los opositores al madurismo, la primera pregunta buscaba determinar si los venezolanos apoyan o no “todos los mecanismos de presión nacional e internacional para que, en el marco de la Constitución, se realicen elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y verificables”.

En la misma primera interrogante se preveía agregar a la consulta si los ciudadanos apoyaban o no que se ejerza toda esa presión para que “se ponga fin al régimen usurpador de Nicolás Maduro, se salvaguarde al pueblo de Venezuela de la crisis humanitaria, la migración forzosa y los crímenes de lesa humanidad”, aunque no aclaraba de qué manera se usaría esa “presión”, igual que sucede con las preguntas actuales.

En el segundo apartado se consultaba a los venezolanos si rechazaban o no las controvertidas elecciones legislativas convocadas por el madurismo para el 6 de diciembre “o para cualquier otra fecha, mientras no existan condiciones para elecciones libres”.

Con información de EFE.

Comments

Comments are closed.