Las cuestionadas autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela presentaron este miércoles a los representantes del sistema de Naciones Unidas un plan diseñado para evitar la propagación de la covid-19 durante las controvertidas elecciones del 6 de diciembre, tras una campaña en la que, a diario, se vulneran las normas de bioseguridad.

La presidenta del CNE, Indira Alfonzo, y el ministro de Relaciones Exteriores del Gobierno en disputa de Nicolás Maduro, Jorge Arreaza, lanzaron el Plan Estratégico de Bioseguridad que se implementará, explicó el madurismo en un comunicado, durante la jornada electoral, para que la que faltan 18 días, en los que continuará la promoción para búsqueda del voto que comenzó el 3 de noviembre.

La presentación del sistema, que se llevó a cabo en la sede central del órgano electoral, fue presenciada por el coordinador residente de Naciones Unidas en Venezuela, Peter Grohmann, y el representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Pier Paolo Balladelli.

Alfonzo explicó a las autoridades internacionales el funcionamiento del proceso de votación automatizado previsto para los polémicos comicios legislativos, para el que el ente electoral realizó dos simulacros “con el objetivo de que el pueblo habilitado para votar se vaya familiarizando con el mecanismo y así garantizar el éxito de las venideras elecciones”.

El madurismo invitó, también, a otros organismos internacionales, entre ellos, la Unión Europea (UE) “para que envíen representantes que sirvan como observadores durante los comicios para renovar las diputadas y los diputados de la Asamblea Nacional (AN)”.

La UE rechazó la invitación por haber sido realizada fuera del plazo reglamentario que los organismos del bloque comunitario necesitan para organizar una misión de observación electoral, en la que deben participar más de 200 personas y contar con unas condiciones e infraestructura adecuadas para el desempeño de su labor.

Por este motivo, la UE pidió a Venezuela aplazar los comicios para poder coordinar la misión del mismo modo que se hace para cualquier país al que asisten los observadores, con unos tiempos previamente fijados.

Sin embargo, la solicitud fue denegada por el Gobierno en disputa de Nicolás Maduro, que según la Constitución no debe inmiscuirse en asuntos del Poder Eletoral e insiste en que la invitación se ha enviado de manera oficial en tiempo y forma, por lo que -considera- si no mandan observadores es porque “no quieren”.

Con información de EFE.

Comments

Comments are closed.