La Fiscalía de Madrid pidió archivar el caso abierto en un juzgado de Madrid por la estancia de la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, en el aeropuerto de la capital el pasado 20 de enero, al considerar que la dirigente “no manifestó su intención ni hizo acción alguna” para entrar en España.

El Ministerio Público se pronuncia así tras las querellas presentadas por tres partidos españoles, entre ellos el conservador Partido Popular y el ultraderechista Vox, contra varias personas implicadas en esa estancia, por un delito de prevaricación.

Esta causa es diferente a la que se sigue en el Tribunal Supremo contra el ministro de Transporte,  José Luis Ábalos, por su encuentro en el aeropuerto madrileño ese día con Delcy Rodríguez, quien tiene prohibida por la Unión Europea la entrada y tránsito en la zona Schengen (espacio común europeo).

La Fiscalía concluye que “no existe duda” de que, según la disposición de la Unión Europea, “Delcy Eloína Rodríguez López no debía entrar o transitar por España“, pero precisa que según remite la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, la política venezolana no hizo valer su prerrogativa de uso de sala de autoridades, ni manifestó su intención de entrar en territorio Schengen, “permaneciendo en la sala de la terminal de aviación ejecutiva (…) hasta que embarcó en otro vuelo”.

El Ministerio Público precisa que esa sala tiene la consideración de zona de tránsito aeroportuario, al igual que todos los espacios cerrados que preceden al paso por los controles policiales de frontera.

La breve estancia de la vicepresidenta de Venezuela en el aeropuerto madrileño de Barajas y su encuentro con el ministro español de Transporte, el pasado mes de enero, provocó una fuerte polémica política en España, sobre todo por parte del Partido Popular, muy crítico con el Gobierno de Nicolás Maduro. EFE

Comments

Comments are closed.