Facebook ha revisado las políticas sobre desnudos en su red social Instagram, con el fin de aclarar la diferencia entre lo que es celebración del cuerpo y pornografía, tras la campaña promovida por la modelo negra de talla grande Nyome Nicholas-Williams.

Nicholas-Williams inició en agosto una campaña en la que denunciaba que Instagram había censurado sus fotografías, en las que aparecía semidesnuda, pese a que imágenes similares a las suyas permanecían en la red social en el caso de mujeres delgadas y blancas, como recoge The Guardian.

Su queja fue respaldada por más creadores de contenido, como la fotógrafa Alexandra Cameron, a quien la red social, además de eliminar las fotografías, llegó a advertir del cierre de su cuenta.

En una publicación en su perfil de la red social de fotografía, Nicholas-Williams ha celebrado que con la campaña #IwantToSeeNyome han “cambiado la política de Instagram”, que, según dice, se hará efectivo el día 28 de octubre, y consiste en resaltar la diferencia entre las fotografías que celebran el cuerpo (por ejemplo, sostener el pecho desnudo) y las que son pornografía (agarrar el pecho desnudo).

La modelo señala que las imágenes de desnudos están prohibidas para proteger a los usuarios menores de edad, pero el cambio en la política que recoge estos contenidos “debería permitir diferenciar mejor la autoexpresión y el arte del contenido pornográfico“.

“Todavía existe un gran desequilibrio racial en el algoritmo por el que los cuerpos blancos son promocionados y no tienen que preocuparse de que censuren sus publicaciones, pero los cuerpos negros todavía tienen que justificar su presencia en la plataforma”, reitera Nicholas-Williams en su publicación.

Con información de agencias.

Comments

Comments are closed.