En esta imagen capturada por el Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA, la galaxia NGC 2799 (a la izquierda) aparentemente está siendo empujada hacia el centro de la galaxia NGC 2798 (a la derecha).

Las galaxias en interacción, como estas, se denominan así debido a la influencia que tienen entre sí, lo que eventualmente puede resultar en una fusión o una formación única. Estas dos galaxias ya aparentemente han formado una tromba de agua lateral, con estrellas de NGC 2799 que parecen caer en NGC 2798 casi como gotas de agua.

Las fusiones galácticas pueden tener lugar durante varios cientos de millones hasta más de mil millones de años. Si bien uno podría pensar que la fusión de dos galaxias sería catastrófica para los sistemas estelares en su interior, la gran cantidad de espacio entre las estrellas significa que las colisiones estelares son poco probables y las estrellas típicamente se mueven entre sí, informa la NASA.

Con información de agencias.

Comments

Comments are closed.