Un narcotraficante, condenado y buscado por la Justicia francesa, fue detenido en Venezuela tras acudir al Ministerio Público a denunciar una extorsión por parte de policías, denunció este viernes Tarek William Saab, deignado como fiscal general por la controvertida Asamblea Nacional Constituyente (ANC, reconocida por el madurismo y sus aliados).

El hombre, identificado como Eustasio Cirilo Córdova, tenía una alerta roja, una orden internacional utilizada por la Interpol para solicitar la detención preventiva con miras a la extradición, “por delitos cometidos en Francia de manera reiterada“, detalló Saab en una declaración a la prensa.

Córdova fue detenido junto a su pareja, Carmen Rosa Gamboa, el pasado 16 de octubre “luego de que el Ministerio Público ubicase su entramado, su mafia, que tenía geográficamente su lugar delictivo o de operación en el oriente del país“, específicamente en los estados de Sucre y Anzoátegui.

Según dijo Saab, sospecha que, “al peor estilo de los carteles de la droga colombianos o mexicanos”, los detenidos, “eran extorsionados por la Policía pero, al mismo tiempo gozaban de la protección” de algunos agentes.

“El dato curioso es que esta alerta roja data del año 2008, entonces este sujeto andaba campante por ciudades del país, de seguro cometiendo delitos, durante todo este tiempo y no fue detenido hasta que este señor tuvo el tupé de venir al Ministerio Público“, explicó el fiscal.

Los Maureles

Añadió que fue enjuiciado una primera vez en 1999 en Francia por tráfico internacional de drogas y sentenciado a una condena de diez años de prisión de los cuales estuvo encarcelado cuatro años, siendo liberado en 2004.

Posteriormente, fue procesado de nuevo en 2005 por un tribunal de París y fue hallado culpable y condenado a 20 años de prisión en un proceso “que le comprometía en el envío de grandes cantidades de cocaína a Francia”.

“Se presume que Córdova lidera un cartel de narcotráfico denominado Los Maureles, que tendría sus bases de operaciones en Sucre; específicamente en Güiria y San Juan de las Galdonas”, agregó.

Saab también afirmó que ubicaron una finca propiedad del detenido y su pareja, donde hallaron dos fusiles M16 sin marcas.

La pareja de Córdova también denunció que los policías les pedían dinero e incluso “procedían arbitrariamente a retener a sus hijos y trabajadores para requerir sumas de dinero en divisas para su liberación”.

Los funcionarios, “en vez de notificar la ubicación de este narcotraficante solicitado por Francia, se dedicaron a extorsionarlo para obtener provecho económico“.

“Es por ello que, una vez investigados estos hechos, hemos procedido a solicitar orden de aprehensión contra el oficial Alexander José Ramírez Sánchez, por el delito de concusión”, concluyó.

Con información de EFE.

Comments

Comments are closed.