El exembajador ante la ONU, Diego Arria, señaló en el foro Qué hacer con el informe de Naciones Unidas Violaciones a los derechos humanos en Venezuela organizado por el Interamerican Institute for Democracy que “el informe es durísimo. Nos corresponde concientizar a nuestros propios compatriotas“.

Según reseñó el diario El Nacional, indicó que “el deber fundamental de la dirigencia política y civil en Venezuela es empapar a nuestra propia gente de lo que ha significado y significa la cruenta masacre de venezolanos, los presos políticos, los perseguidos, los desterrados“.

“Si nosotros no hacemos conciencia entre nuestra propia gente realmente no podemos de ninguna manera pedir ayuda al mundo“, sumó.

Sostuvo que “el mundo sabe que estamos desarmados ante una narcodictadura militarizada y nos ha entregado un documento poderosísimo

“Ya no podemos animar a los venezolanos con espejismos y resolver los problemas con el petróleo que ya no tenemos. Debemos movilizar y animar la solidaridad de nuestra gente que sufre y sobre todo no decir que ha sido inútil la pérdida de vida de tantos venezolanos valiosos que lucharon por el rescate de la libertad en Venezuela”, explicó.

Comments

Comments are closed.