El Gobierno en disputa de Venezuela pidió este lunes al órgano de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) fijar su posición sobre las sanciones económicas impuestas al madurismo y algunos países, y denunció que estas dificultan el acceso a los alimentos en los territorios afectados.

El canciller del madurismo, Jorge Arreaza, “reiteró el llamado a la FAO para que tome posición conjunta en relación a las medidas coercitivas unilaterales que no solo afectan a Venezuela, también a los países del Caribe”, informó la Cancillería de Maduro en Twitter.

El funcionaro madurista venezolano hizo la petición en el marco de la trigésimo sexta conferencia regional de la FAO, que se celebró de manera telemática debido a la pandemia de covid-19.

Las sanciones “afectan de manera directa o indirecta a la producción, transformación y comercialización de materias primas, alimentos e insumos (materiales) agrícolas, (así como a la) tecnología para el desarrollo agrícola alimentario”, sostuvo.

El Ejecutivo en disputa presidido por Nicolás Maduro, que no es reconocido como legítimo por varios países, sostiene que Estados Unidos ha impuesto más de 300 sanciones a Venezuela en el último sexenio, cuando el país entró en su peor crisis económica.

Pese a ello, la llamada revolución bolivariana ha “logrado, a partir de la cooperación y a pesar de las medidas coercitivas unilaterales, una situación manejable” de la pandemia, prosiguió Arreaza, según la Cancillería de Maduro.

El Gobierno en disputa aseguró que hace “todos los esfuerzos por el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sustentable” aunque la mayoría de la población venezolana se encuentra hoy en la pobreza y con un ingreso mensual muy por debajo de los estándares establecidos por la ONU como mínimos para la erradicación de la miseria.

PLAN “MANO A MANO”

Wl madurismo de Venezuela propuso a la ONU considerar un plan llamado “Mano a Mano” con el que esperan que sean atendidas las naciones cuyos Gobiernos han sido sometidos a sanciones económicas o de cualquier tipo.

Se trata de “países que son sujetos de medidas coercitivas unilaterales y que por causas ajenas a su voluntad tienen que vivir dificultades que deben ser atendidas por el sistema multilateral (…) para focalizar más recursos en los sectores y regiones más necesitadas”, dijo el canciller.

Por ello, piden a la FAO dar prioridad “en el diseño e implementación de mecanismos que garanticen el acceso por igual de todos los países de la región a los recursos materiales y financieros para garantizar el derecho al desarrollo y a la alimentación”.

El Gobierno en disputa denunció nuevamente una supuesta campaña mediática en su contra “a la cual se han sumado algunas agencias especializadas de la ONU“, indicó la Cancillería de maduro sin precisar a qué entidades, en concreto, se refiere.

Con información de EFE.

Comments

Comments are closed.