La defensora de DDHH y especialista en seguridad alimentaria, Susana Raffalli, señaló este viernes que  las medidas de control del Covid-19 implementadas por Nicolás Maduro “incrementaron” la desnutrición infantil en el país al 73%.

Asimismo, indicó en una entrevista a TV Noticias que “cuando las cosas alcanzan estas cifras tan preocupantes, eso forma parte de nuestra responsabilidad reportarlo“.

“El deterioro de la alimentación como consecuencia de las medidas económicas alrededor del control de la pandemia ha afectado la alimentación en todos los países, no es particular para Venezuela, sin embargo, nos preocupa muchísimo es que la proyección mundial sobre el deterioro de la nutrición infantil, en Venezuela fue del 73%, porque en otros países solo enfrentan la pandemia, pero en Venezuela hay una emergencia sobre otra, y sobre otra, y sobre otra”, destacó.

Precisó que “no sé qué está esperando el Ejecutivo Nacional para rectificar la situación macroenconómica venezolana. Venezuela no puede seguir viviendo en una economía en la que el valor del trabajo desapareció, en la que más del 70% de la población vive de las ayudas del Estado”.

“Esto va a seguir causando una gran mortalidad infantil. Los niños que no se mueren, se les detiene la vida, el retraso de crecimiento es muy pronunciado y representarían una hipoteca al capital humano del país, y el que pueda reunirá sus cosas para irse, a menos que tenga entradas en divisas”, sumó.

Sostuvo que “la ONU funcionó para que se amplíe en los últimos meses el canal humanitario hacia Venezuela aunque todavía con muchas limitaciones, muchos no tiene permiso para operar. Se ha recibido menos del 20 por ciento del financiamiento requerido del espacio humanitario, y hay varios factores que interfieren en eso”.

Comments

Comments are closed.