El expresidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga, señaló este jueves que Venezuela se enfrenta a dos grandes dilemas.

En tal sentido manifestó que el primero es “la transición política que permitiría conseguir las políticas públicas que se necesitan para crecer y prosperar” y el otro es “la tendencia mundial a la descarbonización”, a lo que él dice que el país tendrá que ver si mantener dependencia del petróleo tiene sentido.

“Un ejemplo que me gusta mucho de países que lograron superar la pobreza luego de pasar por una guerra es Corea del Sur. Hoy exporta nueve veces más que el histórico venezolano con productos de calidad. Eso lo logró gracias a haber construido una institucionalidad que le dio estabilidad”, recalcó en su cuenta de Twitter.

Por su parte agregó que “la industria en Venezuela perdió su razón de ser“.

“Para instalar una industria tienes que tener una cantidad de elementos que justifiquen esa inversión, por ejemplo mercado. Con un ingreso per cápita cercano a dos mil millones de dólares anuales, la demanda no está ahí y producir sale muy costoso”, continuó.

A su vez destacó que “la política arancelaria en Venezuela simplemente no existe”.

“Pagas impuesto por traer materia pero no pagas por traer producto terminado. Se requieren incentivos para tener productos fabricados en el país. Lamentablemente las posibilidades de ser competitivos no están ahí”, dijo.

“Creo que es el momento oportuno para pensar qué vamos a hacer, qué tipo de productos podemos hacer en términos de tecnología, qué hacer en educación. Ese es el cuestionamiento que tiene que hacer cada empresa, cada empresario para estar preparados para cuando se de el cambio”, ratificó.

Comments

Comments are closed.