La Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), con sede en Miami (EEUU), declaró este miércoles “persona non grata” al alto representante de la Unión Europea (UE) para la política exterior, el exministro español Josep Borrell, “por traicionar al pueblo venezolano”.

José Colina, presidente de la organización de exiliados venezolanos, indicó que Borrell es “persona non grata” por “sus reiterados intentos de buscar escenarios de negociación y dialogo con el régimen violador de derechos humanos de Nicolás Maduro“.

Veppex tomó esa decisión en respuesta a la misión diplomática que Borrell envió la semana pasada a Caracas para, según fuentes europeas, “tener una perspectiva directa de la situación sobre el terreno y reafirmar la posición de la UE sobre la necesidad de una solución democrática a la crisis”.

La misión pidió que las diferentes partes se impliquen en un diálogo “a largo plazo” más allá de las elecciones legislativas del 6 de diciembre para encontrar una solución a la crisis política y humanitaria de Venezuela.

“Es completamente inaudito que el comisionado Borrell siempre este buscando vías que persistentemente han fracasado para salir del régimen de (Nicolás) Maduro y que solo lo han beneficiado para seguir manteniendo el poder”, subrayó Veppex en un comunicado.

A juicio de esta organización, es absurdo buscar un entendimiento y condiciones para unas elecciones como las convocadas para diciembre con “un régimen acusado de narcotráfico con recompensas y ordenes de captura a nivel internacional y además acusado de violar derechos humanos y cometer crímenes de lesa humanidad”.

“Si el Comisionado Borrell realmente quiere ayudar a los venezolanos, debe convencer a su amigo Maduro que abandone el poder y en caso de no aceptarlo, activar una campaña a nivel internacional con los informes de la ONU y las acusaciones que existen contra su régimen, para lograr una solución de fuerza que es la única vía posible para salir de Nicolás Maduro dado el talante criminal de su régimen”, subrayó Veppex.

Según el comunicado, “en Venezuela no existen condiciones electorales y cualquiera que las propicie o las apoye no está ayudando al pueblo de Venezuela sino al narco régimen de Maduro”.

Los senadores estadounidenses Marco Rubio y Ben Cardin pidieron el pasado viernes a la Unión Europea que rechace las elecciones legislativas “fraudulentas” convocadas por “el régimen de Nicolás Maduro” en Venezuela y una fuerzas con EE.UU. en pro de la democracia a ese país.

En una carta dirigida al exministro español Josep Borrell, Rubio y Cardin se mostraron “profundamente preocupados” por las recientes tratativas de países europeos con el Gobierno de Nicolás Maduro de cara a las próximas elecciones en Venezuela.

Los senadores subrayan que Estados Unidos, la UE, la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Grupo de Lima deberían colaborar para “el regreso de la democracia legítima a Venezuela”. EFE

Comments

Comments are closed.