En Venezuela, aumentan las solicitudes de donaciones o becas para poder pagar la universidad ante el exponencial incremento de las mensualidades.

Ayudas de por lo menos un dólar para poder graduarse ha pedido Rommy Saavedra mediante una campaña en Twitter e Instagram. Saavedra dejó la universidad hace un año medio, pues cuando empezó la carrera, el semestre costaba 50 dólares, pero paulatinamente, producto de la hiperinflación, fue aumentando hasta llegar a 1.200 dólares.

“A pesar de que mis padres trabajan y yo también estaba trabajando, para nosotros se hizo cada vez más difícil pagar la universidad, por los precios que aumentaban. En un momento se convirtió en un monto muy alto para nosotros como familia”, explicó la joven a la Voz de América.

Dice sentir impotencia y frustración al ver que su aspiración de ser comunicadora social está interrumpida por falta de dinero.

“No contamos con bienes que podamos vender. Joyas, carros… ¿Qué podemos vender? ¿Una licuadora usada? ¿Un televisor usado? No tenemos nada para vender. Apelamos al trabajo duro, pero es insuficiente para cubrir un monto como 1.200 dólares”, comenta la estudiante de comunicación social.

En la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, donde Saavedra aspira a graduarse, de 2015 a este año, el número de alumnos que reciben apoyo económico para pagar los estudios pasó de 20 a 53 por ciento.

Carlos Sandoval, preside el centro de estudiantes de otra universidad privada, la Universidad Monteávila, donde los becados pasaron de un 22 a 35 por ciento.

“Vemos familias que en principio pagaban la universidad mes a mes, pero con esta situación, ni siquiera pueden pagar un porcentaje de la mensualidad”, apunta el líder estudiantil.

Relata que las peticiones de aportes económicos para costear la universidad comenzaron en febrero de 2020, pero se agudizaron con la pandemia.

“Alrededor de 65 por ciento del estudiantado, en mayo, ya debía al menos una mensualidad”, explica Sandoval a la VOA.

A diario, las redes sociales de Venezuela muestran los mensajes de jóvenes pidiendo ayuda para pagar la universidad, a través de la venta de postres, de artículos usados o creando campañas en la plataforma Go Fund Me.

Ver esta publicación en Instagram

En Venezuela, aumentan las solicitudes de donaciones o becas para poder pagar la universidad ante el exponencial incremento de las mensualidades. • Ayudas de por lo menos un dólar para poder graduarse ha pedido Rommy Saavedra mediante una campaña en Twitter e Instagram. Saavedra dejó la universidad hace un año medio, pues cuando empezó la carrera, el semestre costaba 50 dólares, pero paulatinamente, producto de la hiperinflación, fue aumentando hasta llegar a 1.200 dólares. • “A pesar de que mis padres trabajan y yo también estaba trabajando, para nosotros se hizo cada vez más difícil pagar la universidad, por los precios que aumentaban. En un momento se convirtió en un monto muy alto para nosotros como familia”, explicó la joven a la Voz de América. • Lee ➕ en SUMARIUM.ES • Video: VOA • • • #venezolanosenmadrid #venezolanosenecuador #venezolanosenespaña #venezolanosenelextranjero #venezolanosenusa #venezolanosenbarcelona #venezolanosenelmundo #venezolanosenlima #venezolanospty #venezolanosenchile #venezolanosenelexterior #venezolanosenmiami #venezolanosenperu #venezolanoseneldoral #venezolanosenbuenosaires #venezolanosencolombia #venezolanosenargentina #venezolanosporelmundo #Venezuela #donaldtrump #Guaido #venezolanosenaustralia #venezolanosenasia #venezolanoseneuropa #venezolanosenbolivia #venezolanosenbogotá #coronavirusenvenezuela #covid19venezuela #venezolanosenmexico #venezolanosenbrasil

Una publicación compartida de SUMARIUM (@sumariumcom) el

VOA.

Comments

Comments are closed.