Reino Unido y Canadá han impuesto este martes sanciones contra el dictador de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, y otros altos cargos del régimen en respuesta a las violaciones de los Derechos Humanas registradas en el país, sumido en una grave crisis política a raíz de las sospechosas elecciones del pasado 9 de agosto.

“Hoy, Reino Unido y Canadá han enviado un mensaje claro al imponer sanciones contra el régimen violento y fraudulento de Alexander Lukashenko. No aceptamos los resultados de esta elección amañada”, ha señalado el ministro de Exteriores británico, Dominic Raab, en un comunicado.

“Exigiremos cuentas a los responsables de la violencia contra el pueblo bielorruso y defenderemos nuestros valores de democracia y Derechos Humanos“, ha añadido el ministro británico, cuyo país también reprocha a Lukashenko su negativa al diálogo con la oposición y las torturas cometidas contra detenidos durante las protestas, entre otras cosas.

Por su parte, su homólogo canadiense, François-Philippe Champagne, ha dejado claro que “Canadá no se quedará en silencio mientras el Gobierno de Bielorrusia sigue cometiendo violaciones sistemáticas de los Derechos Humanos y no muestra ningún indicio de estar genuinamente comprometido a encontrar una solución negociada con los grupos de oposición”.

Canadá y Reino Unido están actuando juntos para garantizar que estas sanciones tienen un mayor impacto y demostrar unidad en nuestra condena de la situación”, ha explicado el ministro canadiense en su comunicado, expresando igualmente la solidaridad de su país con los bielorrusos en su lucha para “restaurar los Derechos Humanos y alcanzar la democracia en su país”.

Según ha explicado Londres en su nota, las nuevas sanciones incluyen la prohibición de viajar y la congelación de activos de ocho personas del régimen bielorruso, entre ellos Lukashenko, su hijo Viktor, el jefe de la administración presidencial, Igor Sergenko, y el ministro del Interior, Yuri Karayev.

Lukashenko es el primer dirigente sancionado por Reino Unido en el marco de su nuevo régimen de Sanciones de Derechos Humanos Globales, que entró en vigor el pasado mes de julio. En el caso de Canadá, las sanciones se enmarcan en la Ley Especial de Medidas Económicas.

Con información de agencias.

Comments

Comments are closed.