El Ministerio Público de Venezuela ha imputado en los tres últimos años a un total de 638 ciudadanos por violar presuntamente los Derechos Humanos, según ha afirmado este miércoles Tarek William Saab, designado como fiscal general por la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente (ANC, reconocida solo por el madurismo y sus aliados).

Entre los imputados se encuentran 603 funcionarios de seguridad y 35 civiles, tal y como ha explicado Saab, que ha indicado que muchos de ellos han sido acusados de incurrir en delitos de homicidio, tortura, maltrato y privación ilegítima de la libertad.

En una rueda de prensa, Saab ha aseverado que se trata de un “logro decisivo porque ya fueron sancionados mediante sentencia firme condenatoria un total de 127 funcionarios y agentes de seguridad del Estado”, así como 13 civiles.

“Esta es la verdad y quien quiera puede revisarla, aquí están los expedientes“, ha manifestado. En este sentido, ha dicho que desde 2017 la Fiscalía ha acusado a 811 funcionarios y 129 civiles, lo que supone un total de 940 acusaciones.

Por otra parte, Saab ha reiterado así que la Misión Internacional Independiente de la ONU no ha consultado a las instituciones del Estado venezolano los casos de presuntas violaciones de Derechos Humanos que incluyó en el informe en el que acusa al Gobierno en disputa de Nicolás Maduro haber cometido crímenes de lesa humanidad.

Con información de agencias.

Comments

Comments are closed.