El expresidente del Gobierno español Felipe González (1982-1996) dijo este miércoles que le “agobia” la división de los opositores al “dictador” Nicolás Maduro en Venezuela, y les instó a que logren un “acuerdo de mínimos” para no participar en las próximas elecciones, al considerar que no se dan las condiciones para que sean democráticas.

En una conferencia virtual organizada por el diario argentino Clarín, el político socialista reiteró que Maduro, cuya última reelección surgió a su juicio de unas elecciones “trucadas”, ejerce un “poder de facto” y no tiene “ni legitimidad de origen ni legitimidad de ejercicio”.

“Por tanto, algunos llaman a eso dictadura. Yo creo que es más una tiranía. Tiene esa parte dictatorial pero también tiene esa parte arbitraria”, señaló.

“Yo he vivido durante muchos años una dictadura (en referencia a la de Francisco Franco en España) y curiosamente era una dictadura que como todas eran repulsivas y tratabas de acabar con ella, pero tenía reglas. El problema de Venezuela es que no tiene reglas”, sentenció.

ACUERDO “DE MÍNIMOS”

Para González, no se dan las condiciones para que las elecciones legislativas convocadas el 6 de diciembre en el país caribeño, a las que no se presentarán 27 partidos opositores por considerar que no existen condiciones posibles para acudir a las urnas, sean “democráticas”.

Según añadió, los comicios se han convocado con un Consejo Nacional Electoral “que no es representativo” y con un Tribunal Supremo “que está a las ordenes de Maduro”.

“Y naturalmente no incluyendo en el censo a 5 millones de venezolanos que han tenido que huir de ese paraíso. Este sí que es el reino del neoempobrecimiento para todos menos para los que roban por arriba”, aseveró.

“Hay una sola verdad que ha dicho Maduro desde que es presidente de Venezuela: que nunca volverá a convocar elecciones para perderlas“, continuó.

El expresidente español reconoció que tiene “amistad” con los tres grupos considerados como oposición.

Estos son la “parte más radical en contra del régimen”, liderada por María Corina Machado; la que aceptó el “pacto” para participar de las elecciones, “que es en la que está el que fue candidato y probablemente le ganó las (últimas) elecciones a Maduro”, Henrique Capriles, y “el grupo de los cuatro partidos fundamentales que siguen controlando la mayoría de la Asamblea“, con Juan Guaidó al frente.

“Están divididos y a mí me agobia que estén divididos, preferiría que fueran a un acuerdo de mínimos en el que tuvieran claro que no se puede participar en unas elecciones en las que el dictador elige a sus oponentes, que es lo que está pasando”, señaló.

UN ESTADO FALLIDO

La “gran aportación” de Maduro a la democracia latinoamerícana es, según González, “haber convertido Venezuela en un estado fallido“, y consideró que la historia “se lo demandará seriamente”.

“Espero que la comunidad internacional democrática no legitime a la ilegitimidad de origen y ejercicio de Maduro“, reclamó.

ESTADOS UNIDOS Y BRASIL

Sobre las próximas elecciones en Estados Unidos, en las que Donald Trump disputará su reelección con el demócrata Joe Biden como contrincante, González opinó que si el republicano sigue cuatro años más, “dejará a EE.UU. aislado y en un lugar secundario desde el punto de vista de la política mundial”.

“A uno le da una enorme tristeza pensar, lo diré irónicamente, que si le dan cuatro años más de oportunidad, con claridad a Trump, completará su obra de destruir la capacidad de Estados Unidos para ejercer como una primera potencia mundial“, indicó.

Del presidente estadounidense dijo además que está sometiendo a tensión al sistema institucional de su país, al cuestionar sus declaraciones contra el voto por correo.

“¿Qué está queriendo decir cuando en público le dice a los suyos ‘vayan a votar presencialmente y a la vez voten por correo’? ¿Que cuando se recuenten los votos presenciales se va a proclamar vencedor aunque el recuento definitivo unos días después demuestren que no ganó?”, se preguntó.

En cuanto al escenario brasileño, el expresidente socialista dijo que el mandatario Jair Bolsonaro tiene la doctrina de “buscar un culpable” y destacó que “si las fuerzas políticas que creen en la democracia (…) no se ponen de acuerdo”, existe “mucha posibilidad” de que salga reelegido en las próximas elecciones.

“Las fuerzas políticas democráticas tendrían que pensar, más que en sus intereses partidistas, en cómo hay una plataforma que garantice que va a perdurar el sistema democrático. ¡No digo que va a haber golpes, eh! que esto ya está fuera de la moda, no… que se va a degradar el funcionamiento del sistema. Esto es preocupante, porque son golpes continuados, que empiezan a desbordar al sistema y anularlo”, concluyó.

EFE.

Comments

Comments are closed.