El madurismo de Venezuela reconoció en las últimas 24 horas 787 nuevos contagios de COVID-19 y los casos totales ascenderían a 67.443, según anunció este lunes el ministro de Información del Gobierno en disputa de Nicolás Madyri, Freddy Ñáñez.

El funcionario madurista sostuvo, en un mensaje difundido a través de su cuenta de Twitter, que el reporte se elaboró después de “una exhaustiva revisión de cada uno de los casos”, lo que permitió determinar que 689 son de “transmisión comunitaria” y los otros 98 “internacionales”.

La región que más casos reportó este lunes fue el norteño estado de Nueva Esparta, con 152, seguido del Distrito Capital y el estado de Mérida (oeste), con 140 y 53, respectivamente.

Además, se reportaron “98 casos de transmisión fronteriza, provenientes todos de Colombia, que ingresaron desde el estado Táchira y Apure. De estos contagios, 51 son hombres y 47 son mujeres”, añadió Ñáñez.

Asimismo, Ñáñez anunció la muerte de otras 8 personas por causas relacionadas concoronavirus, por cuanto los fallecimientos por esta enfermedad se elevarían a 555.

El funcionario madurista también dijo que Venezuela ha aplicado 1.909.796 tests diagnóstico, “lo que representa 64.327 pruebas por millón de habitantes”. Sin embargo, no especificó cuántos son PCR, los únicos confiables.

La oposición al madurismo ha puesto en duda los datos que ofrece el Gobierno en disputa y, en días pasados, denunció un subregistro de al menos 60% en los totales de casos y muertes.

Venezuela disfruta desde este lunes de una semana de flexibilización de la cuarentena, que inició a mediados de marzo pasado cuando apenas contaba un puñado de casos de la COVID-19.

La flexibilización permite a 24 sectores de la economía, incluidos los gimnasios y los centros comerciales, abrir sus puertas, siempre cumpliendo con las medidas de bioseguridad -como el uso de mascarillas, geles y el lavado constante de manos- que recomienda la OMS.

A esta semana de flexibilización, seguirá una de “cuarentena radical”, en un plan llamado “7+7” que el Gobierno en disputa de Nicolás Maduro estima le ayudará a controlar los contagios.

Pero Efe ha constatado que, en muchas ocasiones, los comerciantes, así como los ciudadanos, desafían los días de cuarentena para evitar la quiebra los primeros, y el hambre los últimos.

Con información de EFE.

Comments

Comments are closed.