El secretario general del sindicato de Trabajadores Petroleros y Gasíferos, Iván Freites, señaló que se necesita “hacerle pruebas inmediatamente” a la gasolina que llega de Irán.

“Solo con observar el color y el olor del combustible que viene de Irán, inmediatamente nos damos cuenta de que no es una gasolina dentro de las especificaciones requeridas“, sostuvo.

Además dice que con estas pruebas se podría comprobar las “especificaciones” del combustible.

Por su parte agregó que “el suministro de gasolina subsidiada en el interior del país ya no existe solo se comercializa en algunos casos en dólares”.

Comments

Comments are closed.