El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, señaló este lunes que USA, la Unión Europea y el Grupo de Lima “no tienen diferencias sobre la necesidad de presionar para rescatar la democracia en Venezuela“.

Asimismo, indicó a través de su cuenta en la red social Twitter que “las diferencias, igual que en la oposición, se generan alrededor de la forma para producir ese cambio, más allá de los discursos políticos inútiles“.

“Quienes consideran imposible tener condiciones electorales aceptables con Maduro deben explicar cómo producirán su salida previa, hasta ahora decepcionante. Quienes creen que podrían negociarlas, tienen que mostrar su capacidad de presionarlas, lo cual también ha sido imposible“, sumó.

Sostuvo que la posición USA es clara: “negativa a una elección sesgada y respaldo a Guaidó hasta ‘el día siguiente’. La UE desea el cambio político y considera a Maduro ilegítimo, pero no ven factible un apoyo ‘indefinido’ al Gobirno interino sin revalidación electoral ni esperanza de cambio real”.

“La evaluación de Europa para observar elección venezolana no se hace para validar a Maduro, sino para presionar condiciones aceptables que no ven factible antes del 6D, por lo que su posibilidad está atada a la suspensión de la elección, algo que une a todas las posiciones opositoras”, explicó.

Resaltó que la Unión Europea “no está decidiendo participar o no en la observación electoral en Venezuela en función de apoyar a un líder opositor u otro en su conflicto interno. Evalúa la posibilidad de contribuir a resolver la crisis y decide en función de eso. Lo demás son constructos políticos”.

Comments

Comments are closed.