El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) registró en agosto un total de 748 protestas, equivalente a un promedio de 25 diarias.

Esta cifra representa una disminución del 4% en comparación con el mismo período del año pasado, dice el informe.

Los venezolanos protestaron principalmente por la falta de derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, indica el reporte.

“Los venezolanos se expresaron en 702 ocasiones, bajo distintas modalidades, principalmente en rechazo al colapso de servicios básicos, reivindicaciones laborales, acceso a la salud y a la alimentación”, señala la publicación.

La carencia de servicios básicos (gas doméstico, electricidad y agua potable) sigue siendo un común denominador dentro de la población, según reseña el observatorio. “Ha sido un problema sostenido y crónico”, señala.

En agosto, unas 302 protestas estuvieron relacionadas con este tema y se agudizaron, además, por las restricciones impuestas durante el confinamiento obligatorio ordenado para reducir la propagación de la COVID-19.

También protestaron por el bajo salario que les impide cubrir la canasta básica del hogar: “229 protestas, ocho protestas diarias“, indica el observatorio.

Los jubilados y pensionados, como el mes pasado, también estuvieron presentes durante las protestas en 46 oportunidades.

“El derecho a la salud, con 114 protestas registradas en agosto, en rechazo a las precarias condiciones a nivel de infraestructura, dotación de materiales e insumos de uso común y de bioseguridad; así como las 60 protestas debido a la inseguridad alimentaria que se ha visto agravada con la pandemia, también fueron motivo de descontento de la población”, agrega el informe.

Exigencia de combustible

El Observatorio señala que el 40% de las protestas en agosto están relacionadas con la falta de combustible, una cifra que desglosó en 315 protestas por gasolina, con un saldo promedio de 33 detenidos y cuatro heridos en el marco de las manifestaciones. Los reclamos van desde “el prolongado tiempo de espera para abastecerse como los atropellos, y abusos crueles e inhumanos perpetrados por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), responsables del control y venta de gasolina”.

Nueva Esparta lidera el índice de protestas por escasez de combustible con 70 protestas, seguido de los estados Lara (40), Monagas (36), Bolívar (31) y Portuguesa (28).

El Observatorio reiteró su llamado al gobierno en disputa de Venezuela, al tiempo que afirmó que “el bienestar ciudadano no es precisamente motivo de preocupación del régimen de Nicolás Maduro, sino su permanencia en el poder”.

La polarización política, según el informe, también es evidente, así como “el debilitamiento de la oposición democrática”.

“Los más afectados seguirán siendo los venezolanos que, en medio de sus luchas por una mejor calidad de vida, estarán indefensos“, indicó el grupo.

El gobierno en diputa de Nicolás Maduro no suele entregar información relativa al malestar de la población, ni sobre protestas.

VOA.

Comments

Comments are closed.