La empresa Monómeros Colombo Venezolanos S. A., el segundo activo más importante de Venezuela en el exterior (después de la poderosa Citgo), con sede en Barranquilla, entregará a la Fiscalía General de Colombia y a la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) unos documentos para que indaguen supuestas conductas irregulares de la anterior administración del madurismo, cuya cabeza fue el empresario venezolano Pedro José Lugo Gómez.

“Se habían excedido en las facultades otorgadas, hay un posible detrimento patrimonial. Y en esa época estaba en manos del régimen”, le dijo a El Tiempo un ejecutivo cercano a Monómeros.

Según reseñó el medio colombiano, al menos uno de los contratistas mencionados en el informe ya instauró denuncia por injuria y calumnia ante los señalamientos.

El caso está relacionado con la suscripción de tres contratos, por 7, 4 millones de dólares, firmados el 15 de julio de 2018, por una de las accionistas de Monómeros. La empresa que fue contratada fue constituida cuatro días antes.

Asimismo se indaga al menos 8 contratos, por 13,5 millones de dólares, que fueron suscritos con el mismo grupo empresarial.

Documentos internos que tiene El Tiempo indican que Lugo Gómez habría pasado por alto restricciones de contratación que tenía en tiempo y montos. Además, que luego de su renuncia habría terminado ligado a una de las firmas con la que contrató.

El primer paquete de contratos se suscribieron entre Servicios Aéreos y Catering S. A. S. y Petroquímica de Venezuela S. A. (Pequiven), empresa que tiene el 86,2 por ciento de acciones de Monómeros.

Lea la información completa en El Tiempo

Comments

Comments are closed.