Más de 170 venezolanos se encuentran varados en la República Dominicana desde hace casi seis meses a causa del coronavirus y, según denuncian, el Gobierno en disputa de Nicolás Maduro no les autoriza retornar al país en dos vuelos que partirán rumbo a Caracas el próximo 30 de agosto desde Santo Domingo.

Maleida Zambrano, portavoz de los venezolanos, relató a Efe este jueves que han acudido a su embajada en 13 ocasiones desde el pasado 27 de julio buscando la forma de volver a Venezuela, pero el madurismo deniega su regreso al país.

En el día de hoy, un grupo de 15 personas, en representación del conjunto de afectados, se ha desplazado al Aeropuerto Internacional de Las Américas de la capital dominicana, donde pretendían permanecer hasta que las autoridades venezolanas autorizasen a abordar dos vuelos que despegarán sin pasajeros en la mañana del domingo.

Se trata de dos aviones de la compañía Sky High contratados por la embajada dominicana en Caracas para traer de vuelta a ciudadanos nacionales que se encuentran varados allí, confirmó a Efe el responsable de comunicación de la empresa gestora del aeropuerto, Aerodom, Luis José Mena.

Sin embargo, a pesar de existir estos vuelos humanitarios, los afectados no tienen permiso para abordarlos, señaló Zambrano, que se encuentra en una difícil tesitura.

“Yo vine para dos semanas a resolver una situación familiar y ya cumplo seis meses fuera de mi casa y en esta lucha. Durante los seis meses viniendo para el aeropuerto, para embajada“, incluso a la Cancillería dominicana y a la sede de Naciones Unidas para exponer las circunstancias a las que se enfrentan.

En una coyuntura similar a la suya hay unas 70 personas, a las que hay que sumar alrededor de otro centenar de venezolanos que residen en República Dominicana y que quieren volver a su país porque perdieron el trabajo a causa de la pandemia, de modo que se encuentran en una situación económica insostenible, sin ayudas ni atención sanitaria.

Dispuestos a costear los pasajes

“Sabemos que la embajada de aquí ha hecho las gestiones necesarias, pero es el Gobierno nacional el que no aprueba nuestro vuelo humanitario“, teóricamente, por los protocolos sanitarios establecidos es su país ante la pandemia, afirmó Zambrano.

Los venezolanos afirman estar dispuestos “a costear los gastos asociados al pasaje y a medidas de bioseguridad que el Gobierno disponga” una vez que aterricen en su país, pero “ya no podemos costear otro alquiler en República Dominicana. Tenemos justo el dinero suficiente para costear el pasaje y los hoteles en Venezuela” para cumplir con la cuarentena.

La intención del grupo era no moverse de la terminal hasta que les permitieran volar el domingo. Sin embargo, las autoridades aeroportuarias han conversado con ellos para explicarles que no pueden permanecer ahí y que ni el aeropuerto ni la aerolínea pueden autorizar el traslado, eso es algo “que excede a nuestro control”, señalan desde Aerodom.

Aun así, han conseguido permiso para permanecer en las instalaciones hasta mañana, puesto que el toque de queda dispuesto por las autoridades dominicanas como parte de las medidas frente a la COVID-19 comenzó cuando el grupo estaba aún en la terminal y temen ser detenidos si salen de allí.

El pasado 12 de agosto Venezuela prolongó por 30 días más, hasta el 12 de septiembre, el cierre de los vuelos por la pandemia de COVID-19, una medida que entró en vigor el 12 de marzo.

Con información de EFE

Comments

Comments are closed.