Rafael Ramírez, quien fuera presidente de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y ministro de Petróleo por más de diez años, durante los mandatos del fallecido presidente Hugo Chávez, afirmó este jueves estar “muy contento” con su victoria legal frente a la corporación Harvest Natural Resources, que retiró una demanda por USD 1.400 millones en su contra.

En una entrevista exclusiva con Sumarium, Ramírez explicó que, aunque nada le impedía a la corporación con sede en Houston (Texas, Estados Unidos) seguir adelante con el caso, la misma desistió porque sus alegatos contra el exministro no tenían “base alguna” y se caían por su propio peso.

Calificó dicho proceso como una “extorsión” que buscaba quitarle dinero en momentos en que el madurismo le lanza una serie de acusaciones desde Venezuela.

Ramírez apuntó que la corporación pretendía “criminalizar” su gestión al frente de Pdvsa y el ministerio de Petróleo y hacerse con una “fortuna” que la misma Harvest entendió que no existe.

En función de esto, el ex alto funcionario afirmó que la corporación contrató una investigación para determinar la veracidad de los señalamientos del madurismo de que Ramírez tiene “castillos” y una enorme cantidad de dinero, llegando a la conclusión de que “no hay nada de eso” y, en consecuencia, abandonando el caso.

Sin embargo, el expresidente de Pdvsa aseveró que en su proceso judicial, el único fuera de Venezuela, “no se hizo justicia”, pues Harvest no le pidió disculpas ni lo indemnizó de forma alguna, por lo que está “evaluando” con su equipo legal posibles acciones a tomar.

Ni gasolina, ni gas

En cuanto a la situación de la petrolera estatal venezolana, Ramírez destacó que produce tan solo 339.000 barriles por día (bpd) de petróleo, lo que representa una caída de 2.644.000 bpd respecto a la producción de 3.015.000 bpd que tenía en el año 2013, cuando era “la quinta empresa más importante del mundo”.

Asimismo, señaló que Venezuela tiene una capacidad instalada de refinación de 1.300.000 bpd solo en el territorio venezolano, sin contar los activos en el extranjero, pero apenas se están refinando 30.000 bpd.

Destacó que, en contraste con la actual situación, en 2014 la producción venezolana de combustible fue de 1.300.000 bpd, de los que se dispuso más de 600.000 bpd para la demanda interna y se exportaron 400.000 bpd.

“Con la caída de la economía de 64% acumulada, la demanda está estimada en 100.000 bpd de combustible. La producción que está teniendo es apenas un tercio de eso; no alcanza“, dijo Ramírez a Sumarium.

“Cualquier reactivación que haya (de la producción de gasolina) tiene que ser sostenida en el tiempo” y con “confiabilidad de las instalaciones”, consideró.

Por otra parte, en cuanto a la fuerte escasez de gas doméstico que azota a los venezolanos, Ramírez recordó que 90% de la producción del mismo está asociada a la del petróleo, por lo que no habrá disponilidad mientras no se produzca suficiente crudo.

Mientras Maduro esté ahí, eso no va a avanzar“, sostuvo.

“Acabaron con el país”

Por esto último, aseguró que el problema de Pdvsa no es ténico, pues en Venezuela hay “bastantes” profesionales en la materia, sino político, ya que “la empresa ha perdido su gobernabilidad” en manos del madurismo, que maneja los números de la estatal como un “secreto”, sin rendir ningún tipo de cuentas y que se ha dedicado a “llevarse presos a la mayoría de gerentes” y a “jugar al control obrero”.

“Maduro dice que acabó con el rentismo petrolero. No; acabaron con el país“, agregó, afirmando que “es como quitarle el oxígeno a un buzo”.

“Están locos por privartizarla, pero nadie va a comprar eso con esas condiciones“, sumó el exministro, al tiempo que señaló que las sanciones de Estados Unidos contra Pdvsa “afectan” a la estatal, pero que su gestión dejó “una flota propia de 37 buques y con una empresa mixta más de 80 buques”, de los cuales poco se sabe, además de que la empresa perdió recientemente ante China tres superpetroleros y “el que quedaba (en una empresa mixta en Singapur, Ayacucho) se lo dieron a los rusos y le cambiaron el nombre”.

“Pdvsa, en mi último estado financiero de 2013, era una empresa vaolorada en 284.000 millones de dólares por sus activos. Habría que ver cuánto de eso ha dejado Maduro”, ponderó.

Comments

Comments are closed.