Un tribunal de Venezuela condenó a 24 años de prisión a quince exoficiales desertores y civiles que participaron en una frustrada incursión armada que al parecer buscaba el derrocamiento y la detención del mandatario Nicolás Maduro, anunciaron el viernes las autoridades.

El excapitán de la Guardia Nacional, Antonio José Sequea Torres, quien fue identificado como líder del grupo, y otros catorce hombres que fueron apresados a inicios de mayo tras la fallida operación fueron condenados a 24 años de cárcel por los delitos de terrorismo, rebelión y conspiración, indicó el viernes el fiscal general, Tarek William Saab, en declaraciones a la prensa.

Saab afirmó que los 15 detenidos admitieron ser autores de los hechos durante una audiencia preliminar que se realizó el 12 de agosto, situación que llevó al tribunal a emitir la condena.

La sentencia contra los 15 detenidos se acordó cinco días después que un tribunal condenó a 20 años, siete meses y 9 días de prisión a los estadounidenses Luke Denman y Airan Berry, que también participaron en la operación, por delitos de conspiración, asociación, tráfico ilícito de armas de guerra y terrorismo.

Según el fiscal, los exboinas verdes Denman y Berry también admitieron su responsabilidad en la fallida incursión del 4 de mayo en el estado costero de La Guaira.

Saab rechazó los señalamientos que realizó el representante legal de Denman y Berry, quien aseguró que a los estadounidenses no se les permitió el derecho a la defensa privada, y sostuvo que los detenidos tuvieron un defensor público y una traductora en la audiencia que se realizó el 7 de agosto en la cárcel capitalina de El Helicoide, que opera en una de las sedes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) —la policía política— , donde están recluidos desde mayo.

“Violación” del derecho a la defensa

El abogado Alonso Medina Roa, representante de los dos detenidos, dijo a la AP que en el caso de Denman y Berry “hay rangos evidentes de violación de derechos constitucionales como lo es el derecho a la defensa“, y afirmó que a los estadounidenses “no se les permitió el contacto con la defensa o el mundo exterior” y se les ha limitado la protección consular.

Denman y Berry, que estaban asociados al exboina Verde Jordan Goudreau —quien se adjudicó la responsabilidad de la llamada Operación Gedeón— fueron apresados el 4 de mayo junto a ocho hombres en el poblado costero de Chuao, en el estado central de Aragua.

Por la fallida operación fueron detenidas 82 personas y se dictaron 104 órdenes de aprehensión de las cuales 53 aún están pendientes por concretarse, indicó el fiscal general.

El escándalo generado por la incursión alcanzó al líder opositor Juan Guaidó, quien fue señalado por Goudreau por haber suscrito junto a dos excolaboradores, el asesor Juan José Rendón y el congresista opositor Sergio Vergara, el acuerdo para la incursión. Guaidó ha negado toda participación.

La Fiscalía General, controlada por el gobierno, solicitó la captura de Goudreau, Rendón y Vergara, que estarían en Estados Unidos, y dijo que pediría su extradición.

Venezuela acusó a los gobiernos de Estados Unidos y Colombia, con los que rompió relaciones el año pasado, de estar implicados en el caso, señalamientos que fueron rechazados por ambos. El secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo que Washington utilizaría “todas las herramientas” para repatriar a Denman y Berry.

AP.

Comments

Comments are closed.