Los procesos de transición de los países van a depender de cómo se inicien, no hay un solo modelo o estilo y debe ser visto de manera integral. Estas fueron algunas de la conclusiones de expertos, diplomáticos y políticos asistentes al foro digital “Encuentros por Venezuela: democratización y justicia”, moderada por el canciller del gobierno interino de Venezuela, Julio Borges.

En el evento el excanciller de Chile y escritor, Roberto Ampuero, afirmó que es difícil hablar de las transiciones y anticiparse a ellas porque dependen del escenario que deja el poder que estuvo gobernando hasta ese momento.

Apuntó que en estos procesos es fundamental la unidad del sector opositor: “Sin unidad no es posible avanzar”. Igualmente indicó que es preciso crear un programa y acciones conjuntas acordadas con anterioridad, así como saber tomarle el pulso a quien está ejerciendo el poder.

Otros de los elementos mencionados por Ampuero fueron las garantías para los sectores que están dispuestos a la transición y activas relaciones internacionales, como lo han hecho los venezolanos, indicó.

Por su parte, Andrés Molano Rojas, especialista en Derecho Constitucional, explicó que no hay un solo modelo preestablecido de justicia transicional.

En el caso o escenario de un proceso de transición a la democracia, agregó el especialista, la justicia transicional es “instrumental”, es decir, tiene como fin “crear condiciones de sostenibilidad a la consolidación democrática”.

Molano Rojas señala que con esta característica, la justicia transicional debe incorporarse a un contexto mucho más amplio. “¿Cuál ha sido el impacto del régimen del que se sale? ¿Cómo se produce esta tradición? ¿Cuáles son las condiciones económicas de la transición? ¿Cómo está la polaridad en el país?”.

Además de crear condiciones para la democracia, agregó el especialista, la justicia transicional tiene la función de sancionar y exponer a los responsables de la “destrucción política de la institucionalidad democrática” y las “sistemáticas violaciones a los derechos humanos”, además de identificar y corregir las circunstancias que facilitaron la ruptura democrática.

Expuso que para que sea efectivo este proceso, debe haber reformas: políticas, electorales, judiciales y militares.

Juan Miguel Matheus, diputado en el exilio invitado al evento, aseguró que en el caso venezolano se deben tener en cuenta para una transición tres elementos: “La Constitución de 1999, la Asamblea Nacional y la Fuerza Armada Nacional”.

“Son como el tridente que debe adelantar el restablecimiento del orden constitucional y por lo tanto esa transformación democrática”, subrayó.

Desde su punto de vista, explicó, el fin de esa justicia transformadora es el “equilibrio de la reconciliación” para “olvidar lo suficiente” y que no haya entre los venezolanos ánimo de persecución, pero tener presente símbolos que eviten que se repitan situaciones similares.

“En todos los escenarios, lo más deseable, lo absolutamente más barato para la paz del país y para que comencemos a regenerarnos moralmente como nación, es que haya ese impulso democratizador de quienes hoy están dentro del régimen y que saben que hay mañana”, indicó el parlamentario

Matheus aseguró que una de las ventajas de Venezuela es que ya tiene las garantías en la Constitución de 1999 de darse un cambio político, solo tienen que “asumirlas de parte de quienes hoy están en el régimen”.

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, resumió el evento con una breve declaración. El también presidente de la Asamblea Nacional afirmó que este tipo de conversación sirve para poder focalizar las “variables imprescindibles y necesarias para poder producir una transición” en el país.

Entre estas “variables” mencionó las garantías a los sectores que favorecen al gobierno en disputa, los mecanismos de presión y la unificación de todos los factores.

“No podemos permitir que la dictadura gane por desgaste. No podemos permitir que la dictadura gane por costumbre, mucho menos en estos momentos a nivel internacional”, comentó.

VOA

Comments

Comments are closed.