OI Glass Inc, fabricante estadounidense de vidrio, está buscando apoderarse de un buque petrolero propiedad de Venezuela para cobrar parte de un laudo arbitral de USD 500 millones que ganó tras la expropiación de dos plantas por parte del entonces presidente Hugo Chávez en 2010, según una citación presentada ante un tribunal de Singapur que reseñó Reuters.

Esto podría reducir el tamaño de la flota de Pdvsa en medio de la dificultad para la contratación de transportistas externos por las sanciones de impuestas por Estados Unidos contra el madurismo, que controla a la empresa estatal.

OI Glass sostuvo que tenía derecho a acciones en Ayacucho Shipping Pte Ltd con sede en Singapur, una asociación entre la filial marítima de Pdvsa, PDV Marina, y la china PetroChina <601857.SS >.

El buque era uno de los cuatro que las dos compañías poseían mediante la empresa conjunta de Singapur, CV Shipping, que inició un proceso de liquidación administrado por el tribunal en febrero, el cual derivó en que la autoridad marítima de Venezuela, el INEA, se convirtió en propietaria de Ayacucho, cambiando su nombre a Maximo Gorki.

Comments

Comments are closed.