El economista Pedro Palma señaló este viernes que Venezuela ha sufrido un proceso inflacionario “desbocado, que ha terminado en uno hiperinflacionario”.

En ese sentido, recordó que en el país se han hecho dos reestructuraciones monetarias: “La primera reestructuración monetaria fue el 1 de enero de 2008, en la que se definió el ‘Bolívar Fuerte’ como 1.000 Bs. de los tradicionales. Por lo tanto, 1 BsF. eran 1.000 Bs. de los viejos. En la segunda reestructuración monetaria, se le quitaron 5 ceros al BsF., para entonces definir al ‘Bolívar Soberano’. De esta forma, 1 BsS. equivalía a 100.000 Bsf. y, por lo tanto, equivalía a 100.000.000 de Bolívares viejos”.

“En este momento, el tipo de cambio reportado por el Banco Central está en BsS. 240.000. Si tú los transformas a Bolívares tradicionales, eso te da que el precio de 1 dólar actual es de 24 billones de Bs. Aunque cuando divides el tipo de cambio actual, con el tipo de cambio de cuando entró Chávez que eran 576 de los Bs. tradicionales, te das cuenta que el precio del dólar se ha multiplicado 39.700 millones de veces en 21 años y medio”, dijo.

Palma apuntó que hay una expansión de oferta monetaria “descomunal” que se ha producido porque el gobierno gasta mucho más de lo que le ingresa, “por lo que incurre en un déficit muy grande y tiene que buscar financiamiento para ese déficit”.

“Cuando se le agotan las posibilidades de acudir a los mercados internacionales y no cuenta con ahorros, simplemente acude a la última fuente de financiamiento, sobre la cual tiene un pleno control, que es el Banco Central. El gobierno ha financiado su exceso de gasto sobre ingreso, con dinero creado por el BCV, Y eso ha hecho que el dinero que produce el Banco Central, que es el dinero base, aumente brutalmente durante los últimos años”, expresó.

Durante una entrevista ofrecida al periodista César Miguel Rondón, destacó también que el gobierno ha destruido al aparato productivo privado con expropiaciones, controles de precios y amenazas permanentes, mientras las empresas que pasaron a ser manejadas por el sector público, dejaron de producir.

“Para tú importar necesitas dólares, y esos son los dólares que generaba el petróleo, que también el gobierno se encargó de destruir. Además las sanciones impuestas por Estados Unidos, le cerraron el acceso al único mercado que pagaba en efectivo, que era el mercado norteamericano”, sostuvo.

Comments

Comments are closed.