Los dispositivos móviles de gama de entrada con hasta 2GB de RAM deberán funcionar con la versión Android Go para poder contar con la certificación de Google, un nuevo requisito que la compañía empezará a partir de Android 11.

Android Go es una versión simplificada del sistema operativo móvil de Google diseñada específicamente para los dispositivos de gama más baja, con el fin de que puedan funcionar con fluidez y ahorrar en datos.

Google ha extendido los requisitos para esta versión a los dispositivos de gama de entrada con 2GB de memoria RAM, cuando hasta ahora iba dirigida su instalación a los que tenían 1GB o menos.

Se trata de un cambio en su estrategia que empezará a funcionar en el cuarto trimestre de este año y que la compañía, además, exigirá para contar con la certificación Google.

El movimiento afectará a los fabricantes de dispositivos con 2GB de RAM que pensaban sacar sus nuevas gamas bajas con Android 10 o Android 11 a finales de año, como recogen en XDA Developers según documentos internos, que ahora deberán comercializarlos como Android Go.

Además, aquellos móviles con 2GB de RAM que ya estuvieran en el mercado deberán quedar como dispositivos Android estándar.

Con información de agencias.

Comments

Comments are closed.