La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha avisado este lunes al Gobierno de Nicolás Maduro de que las elecciones anunciadas para el próximo diciembre en Venezuela deberán dar garantías democráticas y ser “limpias” para que sus resultados sean reconocidos por la Unión Europea.

Así lo ha expresado la jefa de la diplomacia española al término de una reunión de ministros de Exteriores de la UE en Bruselas durante la que han abordado brevemente la situación en Venezuela y los últimos incidentes que han tensado las relaciones, tras el anuncio de Caracas –después corregido– de que la embajadora de la UE en el país sería expulsada en represalia por las últimas sanciones europeas contra altos cargos de Maduro.

El Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, ha dicho también al término de la reunión a 27 que ha propuesto que se reúna el Grupo de Contacto Internacional y otros actores clave –en alusión al grupo de Lima– para “analizar” el modo en que se van a desarrollas las elecciones parlamentarias y también para enviar un “mensaje firme” al régimen de Maduro sobre sus últimas decisiones.

González Laya, por su parte, ha informado de que España ha subrayado la importancia de que las elecciones sean “democráticas, legítimas y limpias, como garantía de que la UE pueda reconocer este resultado”.

Aunque la cuestión no ha sido debatida en profundidad durante la reunión a Veintisiete, según han precisado fuentes europeas, la ministra española sí ha destacado que la Unión Europea ve con “preocupación” los comicios si no se celebran de acuerdo al funcionamiento democrático.

“Hemos expresado la necesidad de asegurarnos de que estas elecciones respeten las reglas de juego democrático para que sean reconocidas por la UE“, ha remachado, para después apuntar también una posible “ventana de diálogo” con Caracas después de que las autoridades dieran marcha atrás en el ultimátum a la representante de la UE en el país.

Con información de agencias

Comments

Comments are closed.