Un grupo de turistas venezolanos, formado por “unas treinta personas que quedaron atrapadas en Madrid durante la pandemia”, se han visto “obligados” a acampar en la terminal 4 del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, al no obtener la posibilidad de ser repatriados a Venezuela.

El portavoz del grupo, Luciano Del Gandio, ha explicado en declaraciones a Europa Press Televisión que se encontraban “en calidad de turistas en España y tenían un billete adquirido antes del estado de alarma para volver a Venezuela”.

“Después de que se decretara el estado de alarma no pudimos coger el vuelo y quedamos en situación de varados, ya llevamos cuatro meses en esta condición y eso ha agravado mucho nuestra situación económica y emocional, lo que nos ha llevado a acampar aquí en el aeropuerto”, ha detallado.

Del Gandio ha relatado que como vinieron en calidad de turistas, contaban “con un presupuesto ajustado” para el tiempo que iban a estar en España”, por lo que “durante estos cuatro meses”, han tenido que “recurrir a amigos, familiares o cada cual a quien ha podido”.

El venezolano atrapado en Madrid ha argumentado que en estos cuatro meses han realizado todos los trámites pertinentes “con el consulado y la embajada de Venezuela en España”, pero que no han recibido “ninguna respuesta“, tan solo, según ha contado, les piden los datos y les dicen “que esperen” y así llevan “ya cuatro meses”.

“Vemos con muchísima preocupación como todos los países del mundo, incluso con situación delicada con respecto a la pandemia, han realizado todas sus repatriaciones, mientras a Venezuela no se ha realizado ningún vuelo oficial de repatriación desde Europa”, ha alertado.

Algunos de los venezolanos acampados en el aeropuerto debido a la circunstancia que viven, han explicado que, aunque la situación es dura “es la única manera” que les queda “para presionar” y “obtener una solución” “para poder volver” a sus casas.

“Se nos acabó el dinero porque vinimos para 26 días y nos quedamos atrapados, y ahora aquí estamos, y de aquí no nos vamos hasta que no nos repatríen para Venezuela” ha advertido Fany Hidalgo, una mujer de 69 años que actualmente duerme en el aeropuerto.

Neiza Salazar, es otra venezolana que se encuentra en esta situación, en su caso con su “hijo de 5 años”, con quien está “pernoctando en el aeropuerto”, porque tal y como ha asegurado, no tienen donde estar y lo único que piden es “volver a su casa”.

Según ha contado, “no es nada fácil” estar allí aunque ha querido “agradecer” toda la ayuda que están recibiendo, ya que “gracias a las donaciones”, según ha afirmado, no les falta el alimento e incluso han podido obtener “algunas colchonetas para no dormir en el suelo”.

Con información de agencias

Comments

Comments are closed.