La Comisión Federal de Telecomunicaciones de Estados Unidos (FCC, por sus siglas en inglés) ha concluido este martes que las empresas chinas Huawei y ZTE son “amenazas a la seguridad nacional”, según ha explicado el regulador en un comunicado.

Esta designación supone que las empresas de telecomunicaciones no podrán utilizar fondos públicos para “comprar, obtener, mantener, mejorar, modificar o apoyar de cualquier otra forma equipamiento o servicios producidos o proporcionados” por estas dos empresas del gigante asiático.

“Ambas empresas tienen lazos cercanos con el Partido Comunista chino y el aparato militar de China, y ambas compañías están ampliamente sujetas a la legislación china que les obliga a cooperar con los servicios de inteligencia del país”, ha indicado el presidente de la FCC, Ajit Pai.

“No podemos permitir, y no vamos a hacerlo, que el Partido Comunista chino explote las vulnerabilidades de la red y comprometa nuestra infraestructura crítica de comunicaciones”, ha subrayado Pai.

Con información de agencias.

Comments

Comments are closed.