A cuatro meses de las elecciones en Estados Unidos, las campañas de republicanos y demócratas no dejan por fuera sus políticas hacia el hemisferio occidental y se debaten entre quién es más eficiente y capaz para liderar los intereses estadounidenses en la región.

El presidente republicano Donald Trump busca asegurar un segundo mandato y expandir su estrategia, mientras que el exvicepresidente demócrata Joe Biden intenta regresar a la Casa Blanca con algunas de las políticas de Barack Obama como bandera.

La Voz de América conversó con los voceros en español de ambas campañas y consultó las visiones sobre la política exterior de ambos candidatos.

Venezuela: “una prioridad”

Tanto Trump como Biden creen que el pueblo venezolano “debe recuperar su democracia” y que Estados Unidos debe liderar esa lucha. Concuerdan en que el presidente en disputa Nicolás Maduro es un “dictador”, y apoyan ampliamente a Juan Guaidó como presidente encargado.

Para ambos, Estados Unidos debe utilizar todas las herramientas diplomáticas para presionar la salida de Maduro y conducir al país hacia elecciones libres y justas.

La diferencia entre ambas propuestas está en cómo lograrlo.

Trump sostiene su política de “máxima presión” contra Maduro, mientras que Biden apuesta por un “balance” entre sanciones y “empoderamiento” de los venezolanos.

La política de Obama y Biden sobre Cuba es el ejemplo que ofrece la campaña demócrata para explicar su estrategia.

Según Luisana Pérez, vocera del partido demócrata, las sanciones más fuertes y el embargo no fueron medidas efectivas y, al contrario, el “empoderamiento del pueblo cubano”, asegura, fue el camino para encontrar la vía democrática.

En 2014, la administración Obama puso en marcha la reapertura diplomática y económica con la isla, algo que Trump deshizo en 2017. Los republicanos consideran que bajo un mandato demócrata podría ocurrir lo mismo con Venezuela.

Ambos candidatos concuerdan en que una coalición regional es indispensable para generar un cambio en el país sudamericano.

John Pence, asesor y portavoz de la campaña de reelección de Trump comentó a la VOA que a través del liderazgo del presidente Trump se creó una coalición mundial para apoyar a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela y para presionar a Nicolás Maduro.

“América Latina merece cuatro años más, porque el presidente Trump está con los que quieren la libertad y la democracia. El partido republicano es el partido de la libertad”, expresó Pence.

Por su parte, los demócratas notan “inconsistente” la estrategia de Trump. “Su pelea con algunos de los aliados le ha dado a la región incertidumbre sobre el tema venezolano”, dijo Pérez.

El vocero republicano resaltó el apoyo financiero, durante la administración Trump, a países en Sudamérica, para atender las necesidades de millones de migrantes y refugiados venezolanos.

Su contraparte demócrata aseguró que esa también sería una tarea de Biden, y diferenció a los candidatos por su disposición de otorgar el Estado de Protección Temporal (TPS por siglas en inglés) a los venezolanos en Estados Unidos. “Biden se comprometió que una vez esté en la oficina, él va a firmar el TPS para los venezolanos”.

Pence considera que la administración Trump “está trabajando por una solución que tiene que ver con la capacidad de los venezolanos de regresar a una Venezuela libre”, y dijo que prefiere no “desestimar lo que está pensando” la Casa Blanca sobre ese tema.

VOA

Comments

Comments are closed.