Pdvsa ha iniciado este sábado la toma de varias estaciones de servicio en algunas ciudades del país operadas por privados,  y  dio 72 horas a sus administradores para entregarlas, una medida unilateral que llegó luego que el gobierno autorizó subir el precio de la gasolina y venderla en ciertos sitios en divisas.

La notificación que PDVSA envió por escrito, tomó por sorpresa a operadores de las gasolineras que mantuvieron la concesión de estos negocios por décadas, dijeron dos fuentes conocedoras de este proceso. Un hombre que administraba una estación en Parque Cristal, este de Caracas se quejó de la medida luego de tener varios años operando la misma.

“En Caracas son una decena (las que han recibido la carta de PDVSA)”, dijo una de las fuentes a Reuters. El desalojo de las estaciones de servicio, añadió, se produce sin recibir ninguna indemnización.

El documento de notificación indica que la petrolera “podrá rescindir el contrato en forma unilateral y en cualquier momento”.

Comments

Comments are closed.