Las autoridades de Estados Unidos han restringido este viernes los visados de varios altos cargos del Gobierno chino por socavarla autonomía de Hong Kong mediante la polémica ley de “seguridad nacional” que quiere imponer sobre la región.

En un comunicado, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, ha indicado que las restricciones tienen como objetivo “integrantes actuales y antiguos del Partido Comunista Chino a los que se considera responsables o cómplices de socavar el alto nivel de autonomía de Hong Kong (…) o de socavar los Derechos Humanos y las libertades fundamentales” en la región.

Así, ha destacado que Estados Unidos ha pedido a China a respetar la autonomía de la zona y la Declaración Conjunta Sino-británica y ha adelantado que se estudiará tomar medidas para abordar la influencia China en Hong Kong.

A finales de mayo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya amenazó con imponer sanciones contra altos cargos chinos por la cuestión de Hong Kong. Además, el Senado estadounidense aprobó el jueves por unanimidad el proyecto de ley sobre sanciones contra funcionarios, empresas y bancos de China que respalden la nueva ley de seguridad que Pekín está ultimando para Hong Kong.

La polémica ley de seguridad que prepara China incluye el establecimiento de una “comisión para la defensa de la seguridad nacional” que se encargará de perseguir todas las actividades irregulares comprendidas en esta nueva y polémica normativa, entre ellas las consideradas como “secesión”, “subversión” o “terrorismo”.

Esta ley, hay que recordar, supercede por completo a la normativa de Hong Kong estipulada por el propio Congreso del territorio, cuyo órgano ejecutivo ha sido incapaz de aclarar los detalles de la normativa y ha remitido constantemente a las autoridades de Pekín para cualquier duda al respecto, alegando falta de información.

Los opositores hongkoneses, que desde el año pasado han emprendido protestas multitudinarias lo que consideran como una injerencia de Pekín en la independencia parcial de la que disfrutan como parte de las condiciones de devolución pactadas por Reino Unido con China, temen quedar jurídicamente indefensos si se les aplican estos cargos.

Con información de agencias.

Comments

Comments are closed.