Fujitsu y el instituto de investigación japonés Riken han anunciado la creación de Fugaku, un supeordenador localizado en Japón que ha sido reconocido como el más potente del mundo, con 415,53 petaflops, unidad que equivale a mil billones de operaciones de coma flotante por segundo.

Con estos resultados, Fugaku logra situarse en el primer puesto del Top 500 de los superodenadores más rápidos del mundo, con una potencia casi tres veces mayor que la del líder anterior del ranking: Summit, como informan los autores de la lista.

El superordenador desbancado de la primera posición es obra de la compañía IBM y está localizado en el Laboratorio Nacional Oak Ridge en Tennessee (Estados Unidos), con 148,8 petaflops.

Según ha informado Fujitsu, Fugaku, que se ubica en el Centro de Ciencias de Computación de Riken en Kobe (Japón), tiene un ratio de eficiencia de computación del 80,87 por ciento, y dispone de 360 ‘racks’ y 138.240 nodos con los que en otras mediciones ha podido lograr un resultado máximo de 13.400 teraflops.

El superordenador japonés el primero que logra liderar la lista de los más potentes mediante el uso de procesadores con arquitecturas de ARM, con 48 núcleos A64FX y con un rendimiento de más de un exaflop -equivalente a mil petaflops- en tareas de Inteligencia Artificial.

El superordenador de Fujitsu y Riken se ha convertido también en el primero en otros dos rankings: HPGC, que mide la velocidad de acceso a datos en aplicaciones reales; y HPL-AI, que mide el rendimiento en la labores como el aprendizaje automático para entrenar a Inteligencias Artificiales.

Con información de agencias.

Comments

Comments are closed.