España puso fin el domingo a su estado de alarma, tras tres meses de restricciones a los desplazamientos para controlar el brote de coronavirus.

A partir del domingo, los 47 millones de españoles pueden moverse libremente por todo el país desde primera vez desde que el gobierno declaró el estado de alarma el 14 de marzo. Las medidas de confinamiento se han ido retirando de forma gradual en las últimas semanas.

Además, viajeros de países europeos como Gran Bretaña pueden entrar ahora en España sin hacer una cuarentena obligatoria durante 14 días. Esa norma de cuarentena sigue aplicándose a otros países ajenos a la zona Schengen, salvo por Gran Bretaña. España confía en salvar parte de su temporada estival de turismo, que supone una parte importante de su actividad económica.

Se mantiene la obligación de llevar mascarilla en interiores y espacio públicos donde sea imposible garantizar una distancia de 1,5 metros (5 pies) entre personas. Ahora, los gobierno regionales asumen la competencia plena en los límites de aforo de espacios públicos, como aulas, bodas, teatros.

Las medidas de cuarentena lograron frenar los contagios del coronavirus en España. El brote se ha cobrado al menos 28.000 vidas en el país.

AP.

Comments

Comments are closed.