El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, señaló este jueves que “la dictadura” de Nicolás Maduro trata de “confundir a la opinión pública internacional”, pues el fiscal general que lo persigue “es írrito”, mientras el TSJ “es un bufete de abogados que adopta decisiones políticas” y busca desde 2015 disolver a la Asamblea Nacional.

Asimismo, indicó que “no hay un TSJ”, pues “lamentablemente está en el exilio porque los persiguieron, porque (el madurismo) no respeta las instituciones”.

“El segundo objetivo de la dictadura es sembrar miedo, que los ciudadanos sientan que no tienen quien los defienda“, agregó.

Sostuvo que el exdiputado madurista Adel El Zabayar “tiene vínculos con el terrorismo; queda demostrado que uno de los financistas de la operación (Gedeón) tiene vínculos con la dictadura“, por lo que “no nos vamos a desmayar en nuestra lucha” y seguró que “ellos” financiaron la operación.

“No hay ninguna sentencia porque eso es una acción política. Esos diputados que fueron comprados; tienen que ser investigados; pretenden burlarse de la voluntad del pueblo. Sí hemos implementado todas las herramientas (para derrocar a Maduro); seguiremos alcanzando con el TIAR”, sumó.

Aseguró que no retrocederá: “los cobardes de la dictadura que asuman su responsabilidad en los delitos de lesa humanidad. La gente confía en un cambio; asumimos nuestra responsabilidad. La dictadura ha usado la pandemia como mecanismos de control social”.

“Seguiremos sesionando en línea, producto de la pandemia, cada vez que sea necesario para acompañar a nuestra gente. El dictador cree que se puede burlar del mundo occidental pero no lo va a lograr; atentan contra la estabilidad del continente”, resaltó.

Asimismo, enfatizó que “no es un juego aliarse con Irán” y que el pueblo “seguirá protestando, demandando” mientras “la dictadura es la única responsable de este desastre”.

Comments

Comments are closed.