El presidente de Colombia, Iván Duque, advirtió este martes de que, si la “dictadura” de Nicolás Maduro en Venezuela no da paso “rápidamente” a una “transición hacia la democracia”, la situación interna se podría llegar a agravar hasta el punto de que los migrantes venezolanos en todo el mundo, ahora cinco millones, podrían llegar a los siete, por lo que ha pedido a la comunidad internacional abordar “en paralelo” la crisis política y la humanitaria.

“Lo que nosotros estamos viendo en Venezuela es la más grande crisis migratoria y humanitaria que se haya visto en nuestro continente en la historia reciente. Estamos hablando de más de cinco millones de hermanos venezolanos que han dejado su país, lo que equivale prácticamente al 16% por ciento al población de ese país”, dijo durante su intervención en la conferencia de donantes organizada por la UE y España para recaudar fondos para la diáspora venezolana.

Duque señaló a Colombia como el país más afectado por la migración venezolana, con 1,8 millones de personas, “lo que equivale al 4% de la población colombiana”. Para atender sus necesidades básicas en salud, vivienda o educación, su Gobierno ha tenido “aplicar medidas con costos elevados” que ha cifrado en unos 1.000 millones de dólares anuales en los últimos tres años.

Duque se quejó de que, en comparación con otras crisis migratorias, los migrantes venezolanos solo han recibido una media de 200 dólares por migrante frente a los más de 2.000 de otros migrantes, por lo que, si bien ha agradecido los 595 millones de euros recaudados este martes, ha reclamado un respaldo constante de la comunidad internacional con desembolsos rápidos y periódicos y “con la debida focalización de estos recursos”.

A todo ello se suma que “Venezuela está sumida en el ataque constante de una dictadura deleznable que todos los días persigue a segmentos de la población y que profundiza la crisis social”.

“Esta situación migratoria no va a cambiar si no hay rápidamente una transición hacia la democracia y un horizonte de esperanza en Venezuela”, aseveró, avisando de que, por el contrario, “se va a agravar mucho más con la pandemia de modo que “las cifras pueden llegar a situarse en más de 7 millones” de migrantes venezolanos.

Duque respaldó la vía ya propuesta por el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, y por Estados Unidos para “el cese de la dictadura y la usurpación” y la creación de un gobierno de transición con “amplia participación” que guíe al país a “elecciones libres” y permita poner en marcha un “programa de reconstrucción”.

“Lo que se vive en Venezuela es la peor dictadura que haya visto América Latina en muchísimo tiempo y la voz de la comunidad internacional debe estar firme y franca para denunciarla y también para defender el derecho del pueblo venezolano a vivir en democracia y en libertad”, aseveró el mandatario colombiano.

Con información de agencias

Comments

Comments are closed.