El dirigente de Voluntad Popular, Yon Goicoechea, respondió este jueves a la Fiscalía tras dictar orden de captura en su contra por su supuesta relación con la fracasada incursión marítima.

“La dictadura me dicta auto de detención por segunda vez. Ya estuve más de un año secuestrado en El Helicoide. Me acusan de apoyar la operación Gedeón (…) pero en mi criterio, esa operación fue dirigida por la propia dictadura, que es la única beneficiaria de este hecho”, indicó.

A su juicio, lo de la operación Gedeón “es una payasada macabra porque ¿cómo explicar que un supuesto mercenario, Jordan Goudreau, haya delatado a sus compañeros en plena operación? Mientras algunos eran masacrados por la dictadura, Goudreau los delataba a través de los medios de comunicación”.

“El propio mercenario afirmó que el presidente Guaidó no pagó la operación. ¿Por qué luego decide emprenderla? ¿Será el primer caso mercenario gratuito del mundo? Obviamente no, alguien le pagó y el único interesado en pagar una operación demencial de este tipo es el régimen. La dictadura montó este falso positivo para agarrar oxígeno. Así es como Nicolás Maduro intenta hacerse la víctima ante la comunidad internacional”, sostuvo.

En ese sentido, también aclaró que no conoce de trato o comunicación a Goudreau o a ningún funcionario de Silvercorp: “Nunca los he visto en la vida”.

Asimismo, reiteró que se separó “de futuro presente hace una década. Lo cual ha sido aclarado en medios y en redes en numerosas oportunidades. Aclaro que me encuentro fuera del territorio venezolano, como ustedes saben bien. Me fui cuando intentaron apresarme el pasado mes de enero, luego de haber contribuido al fracaso de su operación alacrán”.

“Recuerdo que la ONU, la CIDH, 17 parlamentos del mundo y muchas organizaciones de DDHH han pedido medidas de protección en mi favor, por haberme mantenido secuestrado en El Helicoide entre 2016-2017. Hago responsable directo a Tarek William Saab de lo que le ocurra a mi familia. Les recuerdo que están de salida y pronto serán ellos quienes estén en el banquillo. Seguiré combatiendo la dictadura. Dentro o en el exilio, mi corazón y mi trabajo van a Venezuela, siempre”, dijo.

Comments

Comments are closed.