El economista Luis Oliveros señaló este viernes que “el desastre de la industria petrolera en Venezuela empezó mucho antes de la llegada de las sanciones“.

Asimismo, indicó en el programa “Día a Día” del periodista César Miguel Rondón que “no se puede decir que la falta de gasolina es por culpa de las sanciones. Cuando llegó Maduro al poder se producían 2.800.000 barriles diarios. No se exportaba, pero no había problemas de suministro de gasolina.

Venderle gasolina a Venezuela es un riesgo. Entre 2002-2003 se perdió la franja de ganancia en PDVSA. Mantener una gasolina regalada le generaba infinidad de problemas”, sumó.

Sostuvo que “el subsidio de la gasolina llegó a ser inflacionario en Venezuela y contribuía a la hiperinflación que se estaba gestando en el país”.

“El mundo nada en gasolina, pero en Venezuela hoy tenemos una escasez de gasolina como nunca en nuestra historia, y además tenemos la gasolina más cara del mundo”, agregó.

Manifestó que “la gran incertidumbre en Venezuela por encima de la pandemia es cuándo volveremos a la normalidad con respecto al suministro del combustible”.

Venezuela no va a poder retomar su actividad económica debido a la escasez de gasolina. Un país sin combustible no puede andar. Para Maduro el tema pasa por ganar tiempo para ver si pueden parapetear las refinerías que estaban por el piso”, apuntó.

Destacó que “Venezuela entra en una nueva etapa en donde la escasez de gasolina va a ser mucho más frecuente que la normalidad en el suministro“.

Comments

Comments are closed.