Facebook ha llegado a un acuerdo con sus revisores de contenido en Estados Unidos y se ha comprometido a dedicar un fondo de 52 millones de dólares para hacerse cargo de los tratamientos por problemas psicológicos relacionados con su trabajo, que podrían afectar a la mitad de estos empleados.

Esta decisión llega después de que una de sus moderadoras en el país norteamericano, Selena Scola, presentase una denuncia en el tribunal de distrito de San Mateo (California) alegando que había desarrollado síndrome de estrés postraumático a raíz de su trabajo de revisión, en el que tiene que ver imágenes de violaciones, asesinatos y suicidios, y denunciando que Facebook no le proporcionó un entorno seguro.

La compañía utiliza más de 30.000 trabajadores en el mundo para revisar manualmente los contenidos identificados como prohibidos o sensibles, y de ellos más de 11.000 se encuentran en Estados Unidos. La acusación de Scola mantiene que la mitad de ellos podrían haber sufrido problemas psicológicos, como recoge The Verge.

Ahora, la empresa ha llegado a un acuerdo preliminar y ha aceptado crear un fondo de 52 millones de dólares (casi 48 millones de euros) para compensar económicamente a las personas que hayan trabajado en el pasado o sean actualmente moderadores de contenido.

El acuerdo supone que todos los moderadores recibirán 1.000 dólares, y además aquellos que hayan sido diagnosticados con estrés postraumático u otros síndromes como depresiones o adicciones tendrán compensaciones adicionales.

Estos pagos oscilan entre 1.500 y 6.000 dólares, según el diagnóstico sea de una patología psicológica o de varias, y pueden llegar hasta los 50.000 dólares si se produjo algún daño físico en las personas derivado.

Asimismo, Facebook se ha comprometido a mejorar las condiciones de trabajo proporcionando más asesoramiento psicológico para sus empleados, con sesiones semanales con psicólogos para las personas que moderen contenido sensible.

La compañía estadounidense ha asegurado que también introducirá cambios en las herramientas para reducir el impacto en el trabajo de los moderadores, como silenciar los vídeos por defecto o cambiarlo a blanco y negro.

Estas medidas entrarán en vigor para el 80 por ciento de los trabajadores de Facebook en Estados Unidos a finales de este 2020 y se extenderán a la totalidad de los revisores de contenido en el próximo año.

Con información de agencias.

Comments

Comments are closed.