El “Comité Interinstitucional para el Seguimiento de la Cooperación del Gobierno Bolivariano” y la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos se reunieron para hacer balance de las medidas adoptadas por el madurismo contra la pandemia del coronavirus y para “garantizar el respeto a los Derechos Humanos” en este contexto.

Asimismo, se realizó una revisión del plan de trabajo, plazos y metodología, según un comunicado del Ministerio de Exteriores del Gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

“El balance de la reunión fue positivo, pues demuestra que Venezuela, a pesar del contexto que impone la covid-19 continúa avanzando en la cooperación y el diálogo con la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos”, indicó el secretario ejecutivo del “Consejo Nacional de Derechos Humanos” (CNDH) de Maduro, Larry Devoe.

“Venezuela ratifica además la voluntad de cooperar con estos organismos internacionales en materia de Derechos Humanos”, agregó.

Ambos acordaron reunirse de nuevo dentro de 15 días para evaluar y hacer seguimiento a la implementación de las acciones contenidas en el plan de trabajo y en la Carta de Entendimiento, firmada en septiembre de 2019 entre el canciller de Maduro, Jorge Arreaza, y la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

Con información de agencias.

Comments

Comments are closed.