El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha mostrado este martes su apoyo al empresario Elon Musk y ha pedido que se permita la reapertura de la planta de la compañía automovilística Tesla en el estado de California, donde el condado de Alameda ha prohibido la actividad en las instalaciones a causa de la pandemia de coronavirus.

“California debe dejar a Tesla y Elon Musk abrir la planta ahora. Se puede hacer de forma rápida y segura“, ha manifestado el magnate neoyorquino en un mensaje difundido en su cuenta de Twitter.

La polémica ha surgido después de que Musk anunciara la reapertura de la planta desoyendo así las directrices de las autoridades locales. “Tesla va a reanudar la producción hoy a pesar de la normativa del condado de Alameda (donde se encuentra la planta). Si alguien es detenido, pido que esa persona sea yo“, había señalado el empresario y fundador de la compañía poco antes.

En este sentido, Musk ha asegurado que las empresas automovilísticas han podido reanudar sus operaciones en diferentes puntos del país, algo que ha sido prohibido por el condado de Alameda –que no por las autoridades de California–.

El fin de semana criticó la decisión tomada por las autoridades locales y amenazó con llevarse la empresa a estados como Texas o Nevada. Además, ha insistido en que demandará al condado de Alameda por tomar una decisión “ilegal”.

Musk ha expresado en varias ocasiones su disconformidad con las medidas de restricción y cuarentena impuestas como parte de la lucha contra el coronavirus. Así, ha tildado de “fascistas” las medidas tomadas.

Con información de agencias.

Comments

Comments are closed.