La caída de los precios del crudo castigó duramente los resultados financieros de la petroleras durante el primer trimestre de 2020.

Saudi Aramco reportó hoy en su portal que su beneficio neto sufrió una caída de 25%, durante los tres primeros meses del año, debido al derrumbe de los precios del petróleo.

La mayor petrolera del mundo dijo además que la crisis del coronavirus frenará la demanda y los rendimientos durante todo el año.

Saudi Aramco reportó que su beneficio neto de 62.500 millones de riales (16.660 millones de dólares) en los tres primeros meses del año, contra 22.200 millones de dólares en el mismo período anterior de 2019.

La compañía multinacional de petróleo y gas natural de Arabia Saudita indicó que distribuyó $ 13.400 millones a los accionistas y que pagará dividendos de $ 18.750 millones en el segundo trimestre. También anunció un fuerte flujo de caja de $ 22.400 mil millones para el mismo período.

Aramco dijo que cumplen con la distribución prometida a pesar de la disminución de las ganancias en el primer trimestre, y que su dividendo es el más alto entre todas las compañías que cotizan en bolsa en el mundo.

Según la compañía, mantienen una gran flexibilidad para ajustar sus gastos durante la pandemia de coronavirus.

Comments

Comments are closed.