El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, desvinculó al Gobierno norteamericano de la “operación Gedeón”, un supuesto intento de invasión militar para desalojar del poder al presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro, si bien insistió en que el sucesor de Hugo Chávez “debe irse”.

“Hemos sido muy claros: Maduro debe irse. Este esfuerzo que hemos visto en estas historias de los últimos día no ha sido un esfuerzo estadounidense pero realmente creemos que Maduro debe irse“, afirmó el jefe de la diplomacia estadounidense, en una entrevista en el podcast de Chris Stigall.

Pompeo recalcó que Maduro fue “imputado por narcotráfico” en Estados Unidos y le acusó de haber provocado “un caos enorme en Venezuela”. “¡Qué calamidad ha traído este socialismo a una nación que un día fue un país rico. Queremos intentar restablecer la democracia para el pueblo venezolano. Es verdaderamente importante para ellos pero también aumentará la seguridad de Estados Unidos“, argumentó.

De acuerdo con la versión del Gobierno en disputa de Maduro, “un grupo de mercenarios y terroristas” entrenados en Colombia con el apoyo de Estados Unidos intentaron entrar el domingo en Venezuela por las costas de Macuto, en el estado de La Guaira, pero se encontraron con la resistencia de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). Al menos ocho murieron y cerca de una veintena, incluidos dos estadounidenses, han sido detenidos.

Con información de agencias.

Comments

Comments are closed.