Las autoridades de Venezuela abrieron procesos judiciales a 12 personas por su relación con los incidentes violentos que ocurrieron la semana pasada en una cárcel del centro del país que dejaron 47 muertos y 67 heridos.

Doce personas, entre ellas funcionarios y líderes de bandas de presos, serán sometidas a juicio e imputados por los eventos que se registraron el 1 de mayo en el Centro Penitenciario de Llanos Occidentales de localidad central de Guanare, estado Portuguesa, anunció el viernes el fiscal general, Tarek William Saab, sin ofrecer más detalles.

En la cárcel de Guanare se registró aquel día una protesta de los presos que exigían el ingreso de los alimentos que les traían sus familiares y la situación culminó en un motín y enfrentamientos armados entre los reclusos y guardias, indicaron opositores y organizaciones humanitarias.

El incidente en el centro carcelario dejó 47 muertos y 67 heridos, confirmó Saab. Entre los lesionados estaban el director del penal, que sufrió heridas por arma blanca, y una oficial de la Guardia Nacional que presentó varias lesiones por la detonación de una granada.

Para el momento del motín en la cárcel de Guanare había un gran hacinamiento debido a que el centro tiene una capacidad de 750 reclusos, pero la población era de 2.500 presos, informó la organización humanitaria Observatorio Venezolano de Prisiones.

Hace un año se registró un hecho similar en un centro policial de Portuguesa en el que murieron una veintena de presos durante un motín que se presentó en los calabozos de la comisaría donde se encontraban varios centenares de detenidos, algunos de ellos armados, que rechazaron la incursión de los funcionarios policiales.

Venezuela cuenta con una treintena de cárceles y 500 calabozos policiales donde la población, que alcanza a 110.000 reclusos, enfrenta serios problemas de hacinamiento y violencia generada por bandas que controlan internamente los penales y trafican armas y drogas. AP

Comments

Comments are closed.