A veintitrés se elevaron las detenciones por la frustrada incursión armada a costas venezolanas que ha desatado una intensa polémica tras el surgimiento de nuevas pruebas y declaraciones que comprometen a la oposición en el incidente.

Entre las detenciones se encuentran los estadounidenses Luke Denman y Airan Berry, quienes estaban asociados con el exboina verde Jordan Goudreau, director de la firma de seguridad privada SilverCorp., que admitió que coordinó la Operación Gedeón contra el gobierno venezolano.

Este jueves el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez difundió unas supuestas declaraciones que ofreció Berry a las autoridades en las que admitió su participación y dijo que su función fue entrenar entre 50 y 60 personas en el poblado colombiano de Riohacha, próximo a la frontera con Colombia, y que luego fue trasladado a Venezuela para asesorar al grupo rebelde y tomar un aeropuerto capitalino por el que ingresarían varios aviones. Agregó que entre los objetivos estaba el asesinato del presidente Nicolás Maduro.

En su declaración el estadounidense detenido mostró una copia del contrato de la operación que días atrás difundió Goudreau, quien aseguró que el acuerdo fue suscrito por el líder opositor Juan Guaidó, el congresista opositor Sergio Vergara, que huyó el año pasado del país luego que le abrieron un proceso, y el asesor político venezolano Juan José Rendón.

En Alemania, Melanie Berry, esposa de Airan Berry manifestó en un comunicado: “Mi hija, mi hijo y yo estuvimos realmente felices de ver a Airan hoy y nos sentimos aliviados de que parezca estar relativamente ileso. Ahora nuestra principal preocupación es que siga siendo tratado con humanidad mientras está en Venezuela. Nosotros, por supuesto, seguimos orando todas las noches para su regreso seguro a casa”.

AP

Comments

Comments are closed.