Luke Denman, uno de los dos estadounidenses detenidos en Venezuela por un ataque marítimo frustrado, dijo este miércoles que tenía órdenes de tomar el control del aeropuerto cercano a Caracas para enviar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a Estados Unidos.

“Debía asegurarme de tomar el control del aeropuerto para que pudiéramos hacer un traslado seguro de Maduro hasta el avión”, dijo el estadounidense que, aseguró, ingresó a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos en 2006 y se especializó en infiltración y trabajos tácticos.

Las declaraciones de Denman fueron presentadas por Maduro durante una rueda de prensa que ofrece desde el palacio presidencial de Miraflores, en Caracas, junto a ministros y el alto mando militar, y en la que participan por videoconferencia embajadores y periodistas.

El estadounidense explicó que su parte del plan, calificado por el Gobierno venezolano como una invasión frustrada, consistía en establecer una “propia seguridad”, comunicarse con las torres del aeropuerto que sirve a Caracas, y “hacer entrar los aviones”.

“Uno (de esos aviones) era para tomar a Maduro y llevarlo hasta Estados Unidos“, sostuvo durante este cuestionario, que contempla más de 30 preguntas, y que fue filmado y difundido en medios públicos.

Entre sus respuestas, Denman asegura que trabajó junto a Jordan Goudreau, representante de la contratista estadounidense Silvercorp, en estos planes, al tiempo que dice haber ingresado a Venezuela junto a otros dos de sus paisanos, aunque hasta ahora solo son dos los norteamericanos detenidos: él y Airan Berry.

A la pregunta de quién comanda a Goudreau, Denman contesta: “El presidente Donald Trump”.

Maduro consideró imposible que los Gobiernos de Estados Unidos y Colombia intenten desmarcarse de estos hechos porque, dijo, numerosas pruebas los vinculan con este ataque ocurrido entre el domingo y lunes en las costas de los estados La Guaira y Aragua.

Además, en el video Denman muestra un contrato en el que, aseguró, se describe su propósito de expulsar a Maduro de Venezuela en tanto que el documento estaría firmado por Goudreau, el asesor político venezolano Juan José Rendón y por el líder opositor Juan Guaidó, a quien EE.UU. y otros 50 países reconocen como presidente.

La respuesta del Ejecutivo venezolano para disuadir este “intento de magnicidio” ha dejado hasta ahora a ocho implicados fallecidos y al menos 19 detenidos, luego de que este miércoles se informase de cuatro nuevas capturas. EFE

Comments

Comments are closed.