El exembajador de Venezuela en Colombia, Humberto Calderón Berti, señaló este lunes que “el gobierno colombiano fue escrupulosamente celoso para evitar que se utilizara su territorio para operaciones en Venezuela“.

Asimismo, indicó en el programa “Vladimir a la Carta”, transmitido por YouTube, que “el Gobierno de (Iván) Duque siempre trató de desestimular las cosas que pudieran ocurrir porque no querían problemas con el régimen venezolano“.

“Cualquier movimiento de tropas podía haber sido invocado como un acto de agresión. Nunca vi ni conocí al contratista Gourdreau. Cuatro días antes de la detención de Clíver Alcalá, algunos periodistas me informaron de la existencia del contrato”, sumó.

Sostuvo que “esa operación es medio recambolesca, cuesta entender que se haga una invasión desde Colombia en un lanchón.Parece una cortina de humo, pero no se sabe. Ocho personas en una lancha no desestabilizan un Gobierno”

No descartó que lo de La Guaira “sea cortina de humo para tapar los tiroteos en Petare y la mortandad de presos en Guanare“.

“No sé si lo que dice el contratista es verdad, si lo del contrato es verdad o si las firmas son forjadas. Siempre me he mantenido al margen de esas actividades“, agregó.

Destacó que en Venezuela “se puede presentar una situación de hambruna generalizada. No hay gasolina por las sanciones de la OFAC sino porque destruyeron la industria y la producción”.

“La democracia que tengamos en el futuro dependerá en alto grado de la transición ordenada que podamos construir. Ya este régimen mostró lo que podía dar. No hay forma de que esto mejore. Ya esto llegó al llegadero, por eso es necesaria la transición”, precisó.

Manifestó que “habrá que hacerle llegar a la gente pobre algún beneficio del aumento del combustible, pero el contrabando se elimina con aumento del precio“.

Comments

Comments are closed.