La Asociación Bancaria de Venezuela (ABV) sostiene que las inversiones realizadas por las instituciones bancarias en la modernización de sus plataformas tecnológicas y en la proliferación de canales y medios electrónicos, ha permitido que, en el actual Estado de Alarma, se hayan mantenido los servicios bancarios fluidos y sin contratiempos para beneficio de sus clientes y en general para todo el país.

En un comunicado, la ABV resalta que ese esfuerzo en la provisión y desarrollo de servicios de pagos electrónicos, ha colocado a la banca venezolana a la vanguardia de sus pares en la región latinoamericana, lo que le ha permitido que, al cierre del año pasado, el 98 % de las operaciones bancarias en Venezuela se realizaran mediante canales electrónicos. Detalla que en 2012 lo hizo el 57 %, lo que de por sí ya era un porcentaje significativo.

En 2019, la contribución de los puntos de venta (POS) fue de 62,4 %, que incluye operaciones con tarjetas de débito y tarjetas de crédito; de la Web con 17,3 % y del pago móvil interbancario con 13,1 %. La expansión del pago móvil interbancario ha sido tal que apenas hace 3 años este canal representó el 0,2% del total de las transacciones (al cierre de 2017) y, además, fue el de mayor crecimiento entre 2019/2108 con una variación de 480,2 %.

Al mismo tiempo, la banca ha puesto a disposición de la población una amplia red de cajeros automáticos (ATM), externos e internos, y de taquillas convencionales y de atención preferencial, en particular, para personas discapacitadas, de la tercera edad y mujeres embarazadas.

El documento hace una síntesis del rol fundamental del sector bancario en un lapso de 140 años, el cual ha evolucionado a la par del país, estimulando las actividades económicas prioritarias, como lo son los sectores agrícolas, industria, vivienda, turismo y microempresa, y apoyando, en general, a las empresas y personas. Detrás de este esfuerzo está la labor de más de 46.000 colaboradores que se desempeñan con mística y compromiso.

Menciona especialmente la evolución de los medios electrónicos, que ha permitido que no se hayan interrumpido las operaciones bancarias, a pesar de las restricciones actuales derivadas de la protección del personal y de los clientes como consecuencia del Estado de Alarma por el Covid-19.

El comunicado concluye que “de cara al futuro, el sistema bancario nacional está comprometido a continuar haciendo todo lo que está a su alcance para promover el financiamiento necesario para el desempeño de las empresas y el consumo de los hogares, expandiendo cada vez más su cobertura”, y en el contexto de la actual pandemia, ratifica su determinación para “tomar las acciones que sean necesarias para seguir prestando un servicio adecuado a la clientela bancaria en condiciones de seguridad para trabajadores y público en general”.

Comments

Comments are closed.