Al menos 87 personas han sido detenidas por razones políticas desde el pasado 13 de marzo, cuando fue declarado el estado de alarma en Venezuela por el coronavirus, según la Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia.

La organización ha publicado el informe ‘Pandemia, represión y persecución: menos garantías, más control’, en el que denuncia que estas personas quienes fueron perseguidos por expresar su opinión o emitir información relacionada con el Covid-19, según recoge el diario venezolano ‘El Nacional’.

Entre los detenidos, 14 son mujeres, 4 de ellas por ser familiares, y 73 hombres. En su mayoría son civiles, 78, algo que la organización ve con preocupación.

Por profesiones, el gremio más afectado es el de los periodistas, con 9 detenciones, seguido por el el sector salud, con 8. También hay tres políticos detenidos, entre ellos el diputado Tony Geara en el estado Bolívar.

Además, persiste la persecución contra los diputados en la Asamblea Nacional, controlada por la oposición. Al menos trece de ellos recibieron amenazas.

“La pandemia ha agudizado la crisis, como era de esperarse. El Gobierno una vez más no tiene respuestas, solo control, represión y persecución. Somos condenados sin ninguna garantía ni respeto a nuestros derechos”, ha explicado la directora de la organización, Ana Leonor Acosta.

Con información de agencias

Comments

Comments are closed.